Stradivarius hizo historia en la Qatar Goodwood Cup

560

El mejor fondista del mundo ratificó su poder para ganar por tercera temporada seguida tan trascendente prueba

CHICHESTER, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- No hay mejor fondista en el mundo que Stradivarius, consideración que el estupendo hijo de Sea the Stars ratificó hoy en Goodwood, donde hizo historia al convertirse en el segundo caballo que consigue ganar por tres ediciones consecutivas la Qatar Goodwood Cup (G1-3200 m, césped), repitiendo la hazaña de Double Trigger (Ela-Mana-Mou), en los ‘90.

Con el respaldo del formidable -e intratable- equipo que conforman el entrenador John Gosden y el jockey Frankie Dettori, el alazán llegó a su octavo éxito al hilo con otra demostración plena de la capacidad de sus pulmones, plasmando en el derecho el liderazgo que ostentaba desde el programa.

Stradivarius corrió bastante lejos en el comienzo, siguiendo los pasos de Cross Counter (Teófilo) y dejando que Wells Farhh Go (Farhh), compañero de este último, rompiera el desarrollo corriendo con varios cuerpos de ventaja en la delantera.

Dettori aguardó hasta la recta para pedirle el resto al favorito, que, a la hora de la verdad, arrancó con mucha potencia para dominar por los 200 metros y mantener de allí en adelante un pescuezo  de diferencia sobre Dee Ex Bee (Farhh), con Cross Counter en tercero a 1 3/4 más, todo tras 3m36s40/100.

“Fue una de esas conducciones en las que sólo hay que apretar el botón. Es fondista, pero tiene un golpe de velocidad que se adapta a cualquier ritmo. El desarrollo fue muy fuerte y nos ayudó, yo sólo le di el espacio y él hizo el resto. Sabe que es bueno”, contó Frankie Dettori, que alcanzó en la Goodwood Cup su décimo triunfo de G1 en 2 meses.

Stradivarius venía de ganar la Ascot Gold Cup (G1) y ahora su campaña habla de 12 triunfos sobre 17 salidas y con premios por 2.274.581 libras. Criado y propiedad de Bjorn Nielsen, el crack muy probablemente vuelva a presentarse dentro de tres semanas en York para defender su título en la Londsdale Cup (G2), apuntando a cerrar su temporada en el QIPCO British Champions Long Distance Cup (G2) de Ascot, en octubre.