Mientras embarcaba a Blue Stripe rumbo a Florida, Nicolás Martín Ferro habló con Turf Diario y mantuvo el suspenso sobre el crack de Ojos Claros: “Se recuperó bien, trabajó el lunes y estamos viendo”

Por Hugo Bordoni

IInsistirá el tordillo en la larga o luego de la derrota en el Gran Premio República Argentina (G1), o lo devolverán a la milla? ¿Se animará en el Estrellas Classic, donde no está anotado y debería pagar un suplemento elevado para correr? ¿Qué dice su gente del ‘pacemaker’ que le puso Firmamento en ese desarrollo vertiginoso de la gran carrera que se vivió el 1 de mayo en Palermo?… Son muchas las preguntas que se tejen respecto al formidable Strategos (Zensational), sin dudas uno de los ejemplares más carismáticos que ha dado el turf argentino en los últimos años, y de allí que la “obligación periodística” hiciera que fuéramos a las fuentes” y habláramos largo y tendido con el trainer que diseña cada paso de la rutina del pingo del stud Ojos Claros, el eficaz Nicolás Martín Ferro. 

Había sido un miércoles intenso para el joven trainer, porque a mediodía embarcaron rumbo a los Estados Unidos a la magnífica Blue Stripe (Equal Stripes), la dueña del Criadores (G1), poniendo en marcha otro sueño de esos que empiezan como quimeras y en ocasiones terminan en hazañas para los libros: la fondista del Stud-Haras Pozo de Luna s apunta a las gateras del Longines Breeders’ Cup Distaff (G1), este año el sábado 6 de noviembre en Del Mar, en la baja California, cerquita de las playas más “bacanas”.

Con su simpatía habitual, Nico arrancó su charla con Turf Diario resaltando que “lo más importante es que Strategos quedó bárbaro después del República, se recuperó enseguida, y este lunes ya trabajó cómodo en 800 metros, la verdad es que el caballo está perfecto…”.

La consulta que seguía era la que marca el manual de la charla con profesionales: cómo sigue la historia, a qué carrera apuntamos, pero el cuidador sonrió con ganas y dejó la frase que resumimos en el título: “Todavía no definimos como sigue la campaña de Strategos…”.

“Agradezco el interés de todos, me lo pregunta mucha gente, pero la verdad es que hay varias posibilidades, estamos viendo… No hemos definido nada, así que no puedo decirles que carrera vamos a encarar porque todavía no hay decisiones tomadas”, destacó, prolongando entonces el misterio sobre si el tordo se animará a probar suerte en las Carreras de las Estrellas, o esperará compromisos posteriores, sean en la milla o en la larga. Todas las puertas, en sus palabras, quedaron abiertas, incluso la de la propia carrera que organiza la Fundación Equina Argentina, que no quedó descartada, sino incluída en ese “estamos viendo…”.

La cuarta chapa de Strategos en el Gran Premio República Argentina (G1-2000 m, arena) dejó muchas aristas para el debate, algunas frases se dijeron en público y otras más filosas se escuchan en las charlas de los studes, todos opinando sobre la estrategia de la familia Gaitán Dassié y Firmamento de apelar a un ‘pacemaker’, en este caso el noble One Samurai (First Samurai), para complicarle el trámite al vanguardista y favorecer a otro integrante de la yunta, con más chance y listo a cargar en el final.

No es nuevo, en rigor es un recurso casi tan añejo como el turf y lo han soportado muchos grandes caballos en todas las épocas, colosos que en trámites normales lucían difíciles de vencer y a los que se les corría entonces con esa suerte de ‘postas’, atacándolo en la primera mitad con algún ligero, para que arriba el más bravo fuera con todo contra el favorito cansado o al menos más exigido que en un trámite normal. Nada fuera de los reglamentos, por cierto.

Y sobre ese desarrollo también consultamos a Nicolás Martín Ferro: “La verdad que el República nos dejó un sabor un poquito amargo… “, admitió el trainer, agregando: “no tanto por el resultado, porque Tetaze (Equal Stripes) es un gran caballo y sabíamos que iba a ser muy difícil ganarle, pero sí por la forma en que se dio la carrera…”.

“Ese día Strategos estuvo un poco más enojado que de costumbre y eso influyó mucho. Eduardo (Ortega Pavón, su jockey en reemplazo del lesionado Francisco Leando) intentó serenarlo, hizo lo que tenía que hacer, pero no es fácil pararlo al tordillo cuando embala y obviamente el juego de yunta influyó… Eso lo hizo enojar un poco más de la cuenta…”, agregó el cuida del Zensational. Al respecto cabe acotar que en ese choque Strategos cruzó cuarto a 8 cuerpos de Tetaze, mientras One Samurai lo hacía último, 35 cuerpos, completamente extenuado, como suele pasar con los pacemakers.

“Firmamento o cualquier competidor está en todo su derecho de hacer el juego de equipo que quiera, pero me parece que esta vez al que más ayudó eso fue a Tetaze, ya que con One Samurai le quitaron la responsabilidad de tener que seguir a Strategos y ponerle presión”, consideró Martín Ferro sobre ese trámite, que vio pasar las 12 cuadras en 1m8s y fracción, y la milla en impactantes 1m33s34/100.

“Es que el mismo Roberto Pellegata había dicho que si nadie salía a marcar de cerca a Strategos, entonces Tetaze iría a seguirlo”, agregó el hijo de Quique Martín Ferro, otro cuidador bien exitoso, para concluir su análisis puntualizando que “como gran caballo, profesional en la distancia, Tetaze pudo entonces venir relajado, mirando como se mataban adelante Strategos y One Samurai”.

Las esquirlas de ese República durarán un tiempo, con posiciones que enriquecerán las discusiones y permitirán que los burreros cumplan con una de las cosas más lindas que tienen las carreras: debatir sobre marcadores puestos y lo que pudo haber sido… Mientras tanto, seguiremos atentos al “estamos viendo” de Nicolás para disfrutar al tordillo desde el momento mismo en que vuelva a anotarlo. El Zensational es un regalo para el turf de estos días difíciles.