El hijo de Zensational capitalizó un desarrollo ideal para lucirse en la recta de San Isidro

El grito sapucai de Marcos Fiel volvió a escucharse en los máximos, ahora, para festejar el triunfo de su potrillo Calzonetti en el Gran Premio Suipacha (G1-1000 , césped pesado), la prueba que abrió el festival de G1 de este sábado en el Hipódromo de San Isidro.

Como en el Clásico Estrellas Junior Sprint (G3) de fines de junio, y tras sortear un difícil primer paso en la grama local quedando segundo de Tarsino (Violence) en el Clásico Cyllene (G2), el hijo de Zensational y Caracolada (Exchange Rate) fue imparable cuando atropelló bien abierto, por la parte más firme del terreno, para capitalizar de la mejor forma la lucha que se dio adelante entre Lord Alex (Exchange Rate) y Delopecito (Don Valiente).

En el disco, el pupilo del Stud El Clan Corrientes terminó doblegando por 1 1/2 cuerpo al valiente Lord Alex, que tuvo un desgaste grande con Delopecito y que le costó no ofrecer más resistencia en el cierre.

Atropellando desde el fondo, el veterano de 8 años El Pingüino descontó muchísimo para colgarse de la trifecta a medio largo del escolta y dejando cuarto por la cabeza a Delopecito, cuya primera experiencia jerárquica terminó con una prometedora labor y que, seguramente, en cancha normal lo hubiera visto prendido más adelante.

Cría del Haras La Pasión y nieto de la recordada G1 Carla Stripes (Candy Stripes), Calzonetti está a cargo de la exitosísima dupla conformada por el “matrimonio” más famoso del turf argentino: María F. Alvarez y Walter Suárez.

Párrafo final para la muy acertada conducción de Brian Enrique, que en una temporada en la que los golpes lo tuvieron a maltraer, poco a poco se va acomodando de nuevo entre los jockeys más ganadores del medio. El círculo al que, sin dudas, pertenece.