La porteña viaja hasta el escenario del Jockey Club para medirse con Testarda, Whisky Chaser y Elveda, sobre 1200 metros

R

epleta de carreras clase B y clase C, la jornada de este miércoles en el Hipódromo de San Isidro ofrecerá el bálsamo del Clásico Etoile (L-1200 m, arena), handicap para yeguas desde los 4 años y con 7 confirmadas para ser de la partida.

¿Quién fue Etoile? Reservada del Stud-Haras Las Rosas, de Guillermo Kemmis, e hija de Whipper In y Dichosa (Blair Adam), realizó un campañón allá por 1893 y 1894, ganando el Gran Premio Selección, el Comparación, el Eliseo Ramírez, el Raúl y Raúl E. Chevalier, el Santiago Luro y el General San Martín.

En un más que merecido recuerdo, esta vez la candidatura recae en la porteña Suis Amoureux, de breve y efectiva campaña y que llevará un peso de 57 kilos, bastante alto si se los compara con los 60 que mereció Testarda (Roman Ruler), su principal rival y muchísimo más experimentada.

Al cuidado de Juan Saldivia y Roberto Pellegatta, la hija de Portal del Alto no corre desde principios de julio cuando, en su primer intento jerárquico, escoltó desde 2 1/2 cuerpos a Zenda Bohemia (Remote) en el Especial República de Francia, en La Plata.

Testarda, por su parte, viene de ganar en esa misma pista el Especial República de Bolivia, y allá por junio pudo vencer sobre las mismas condiciones que tiene por delante ahora en el Handicap Roy, sin olvidar sus muchos arrimes en el plano gradual, casi siempre, jugando sus cartas de atropellada.

Luego de 3 meses de inactividad llegó el momento de la vuelta al ruedo para Whisky Chaser (Orpen, 57), que se despidió sumando un par de lauros consecutivos, el último de ellos por apabullantes 7 cuerpos. Es una yegua de cualidades y aquí tiene una excelente oportunidad para demostrarlo.

De otro nivel llega Elveda (Manipulator, 55 1/2), que después de escoltar desde media cabeza a Happy Cross (Knockout) en el Clásico Producción Nacional (L), terminó quinta de Madonna Key (Key Deputy) en el Clásico Ocurrencia (G3). Largamente merece su primer festejo por encima del nivel común, y hará su primer intento sobre las 12 cuadras, con el antecedente de ya haber ganado sobre 1100 metros.