Una de las mejores potrancas de 2022, la hija de Super Saver se impuso de punta a punta y con claridad en el Juárez Celman (G2)

Después de una notable campaña en 2022, como una de las mejores potrancas de la temporada, Super Shiner abrió su segundo año de actuación con una victoria notable y de proyección en la milla del Clásico Miguel Angel y Tomás Juárez Celman (G2), pase central del estupendo sábado que se vivió en el Hipódromo Argentino de Palermo, que completó un fin de semana de altísimo vuelo y que contó con muchísimo público en las instalaciones.

Se sabe que el césped céntrico no es precisamente la pista más fácil en la que acomodarse, pero la calidad de la hija de Super Saver se ocupó de ese asunto como si fuera un trámite, sintiéndose bastante cómoda con el piso, aunque en su accionar se pudo observar en varios pasajes que extrañó un tanto la novedad. Eduardo Ortega Pavón la ubicó al frente desde la partida, la trató de mantener siempre alerta y en el derecho, cuando todos suelen atropellar, no dejó lugar para ninguna ilusión ajena, rematando con mucha potencia y estableciendo claras ventajas sobre sus rivales.

Whisky Chaser (Orpen) fue la que más se pudo arrimar, abierta, aunque su esfuerzo le alcanzó sólo para terminar segunda a 4 cuerpos, con Violeta M (John F Kennedy), una de las que intentó seguir a la ganadora desde temprano, completando la trifecta al pescuezo, medio largo por delante de Walnut Grove (Orpen). Ya más lejos terminó quinta Enderly (Fortify), mientras Daisy Duke (Cosmic Trigger) cerraba la marcha, todo tras la excelente marca de 1m32s77/100.

Criada por el Haras Firmamento, Super Shine volvió a poner en la marquesina a María Muñoz, su entrenadora, y a la caballeriza Parque Patricios, el equipo que hace un par de semanas disfrutó del triunfo de Miriñaque (Hurricane Cat) en el Gran Premio Miguel A. Martínez de Hoz (G1).

Titular del Clásico General Luis María Campos (G2) en el calendario anterior, y arrimadora serial en cada paso fuerte del segundo semestre, Super Shine tiene por madre a la generosísima Sunshine Allie (Southern Halo) y si bien su reprise fue en la milla, ahora parece haber quedado lista para enfrentar el desafío interesante que resulta el Campeonato Palermo de Oro para yeguas, que arrancará el mes próximo.