La yegua argentina, de gran debut el último domingo en los Estados Unidos, estuvo al borde de la muerte por una neumonía

Por Diego H. Mitagstein

Las historias de los caballos de carrera suelen ser fabulosas, sorpresivas, inesperadas o, como en el caso de Super Shine, casi milagrosas. Hoy todos hablan del brillante debut que tuvo el domingo en las pistas de los Estados Unidos cayendo en el disco ante Coffee in Bed (Curlin) en el Santa Maria Handicap (G2) de Santa Anita Park, pero hasta llegar a esa postal maravillosa debió pasar por situaciones delicadas, incluso salvando su vida casi de milagro.

Hija de Super Saver y criada por el Haras Firmamento, la zaina fue una de las mejores potrancas de 2022 en Argentina con la chaquetilla del Stud Parque Patricios, venciendo en el Clásico General Luis María Campos (G2) -en puesta con Obia Star (Star Runner)-, llegando segunda en los grandes premios Enrique Acebal (G1) y Copa de Plata (G1) y tercera en el Gran Premio Selección (G1).

Semejante campaña fue ratificada por Super Shine en 2023, ganando los clásicos Miguel Angel y Tomás Juárez Celman (G2) y Arturo R. y Arturo Bullrich (G2), despidiendose de nuestras pistas escoltando desde cerca a la ahora bicampeona Belleza de Arteaga (Cosmic Trigger) en el Gran Premio Criadores (G1).

Adquirida por el R Unicorn Stable, Super Shine viajó a mediados de julio de 2023 hacia los Estados Unidos, pero las cosas no salieron como se esperaba. En el vuelo contrajo una fuerte neumonía que la tuvo al borde de la muerte. Al llegar, por un mes no la dejaron salir de la cuarentena, pues la fiebre no cedía y su respiración era realmente preocupante. Incluso, los veterinarios que la atendieron en Miami pensaron en que difícilmente consiguiera superar el mal trance.

Con corazón salió a flote y al mejorar la situación fue finalmente liberada y trasladada a una cabaña en Ocala para tener meses de recuperación. Los varios estudios de pulmón que se le hicieron eran poco alentadores, pero, para sorpres de casi todos, fue recuperando formas, dejando atrás la neumonía y, finalmente, poder volver ala competencia, una situación que nadie daba como viable.

Tras la gran actuación de Super Shine en el Santa María, Philip D’Amato, su entrenador, contó: “Quedó en gran forma tras la carrera y seguiremos adelante con ella”, agregando que probablemente la presenta ahora en el Santa Margarita Stakes (G2), del 26 de mayo próximo en la misma pista de Santa Anita Park.

Para Frankie Dettori, el jockey que la guió el domingo, la actuación de Super Shiner fue “Magnifica”. Luego, el italiano sumó: “Saltó bien y ninguna de sus rivales era más rápid que ella, así que tuve que ir para adelante. Coffee in Bed siempre nos tuvo controlados, pero la yegua en el último dieciseisavo de milla realmente se desvivió por darme todo lo que tenía. Era su primera vez aquí. No podía pedir más. Corrió muy bien”.

Super Shine se salvó de la muerte y ahora ilusiona con grandes triunfos, en otra historia hípca conmovedora.