La hija de Sharp Azteca se llevó el Beholder Mile Stakes (G1), con la potranca venciendo en el Santa Ysabel Stakes (G2); Irideo terminó quinto en el San Simeon Stakes (G3)

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- El B. Wayne Hughes Beholder Mile Stakes (G1-1600 m, arena, US$ 301.000 de bolsa) tenía una candidata gigante en Adare Manor (Uncle Mo), dispuesta a retomar la senda ganadora después de correr poco en el Breeders’ Cup Distaff (G1) de noviembre último.

Sin embargo, con una pila de boletos a su cargo, la yegua preparada por Bob Baffert cayó sin atenuantes ante la ascendente Sweet Azteca, proveniente de un triunfo en el plano condicional y que respondió de la mejor forma a la exigencia bajo la mano experta de Flavien Prat.

Hija de Sharp Azteca, la tordilla tuvo en el jockey francés a un factor fundamental, pues la dejó relajarse en la delantera durante la primera mitad del recorrido, para mover en la parte final del codo y sacar ventajas definitorias cuando llegó la recta final. Desde el tercer lugar, Juan Hernández fue en su búsqueda con Adare Manor, pero la puntera resistió hasta llegar al disco con 3/4 de ventaja, con Green Up (Upstart) completando la trifecta, pero a lejanso 5 1/2 largos, todo tras 1m36s40/100.

Preparada por Michael W. McCarthy para Pamela Cee Ziebarth, además su criadora, Sweet Azteca festejó por tercera vez en 4 salidas, habiendo sufrido su única derrota en el Las Flores (G3) de eneró último reprisando tras una larga ausencia, tras debutar ganando allá por principios de mayo en Churchill Downs.

La jornada tuvo otra carrera fuerte con el Santa Ysabel Stakes (G3-1700 m, arena, US$ 101.500), camino al Kentucky Oaks y donde la prometedora Kinza (Carpe Diem) ofreció una muy sólida demostración superando por 5 cuerpos a Where’s My Ring (Twirling Candy) y manteniendo su invicto al cabo de 3 salidas. Alistada por Bob Baffert, fue conducida por Juan Hernández.

El argentino Irideo, quinto

El otro turno gradual de la fecha sabatina en Santa Anita Park fue el San Simeon Stakes (G3-1300 m, césped, US$ 101.500), donde el campeón argentino Irideo (Easing Along) no tuvo esta vez la fuerza suficiente con su atropellada para rematar en un aceptable quinto lugar a sólo 1 3/4 cuerpo de Mucho del Oro (Mucho Macho Man), el mismo rival al que venía de derrotar en el Clocker’s Corner Stakes (L), preparatorio para esta prueba y que se disputó bajo idénticas circunstancias.