Múltiple ganador de G2 y G3 en los Estados Unidos, servirá desde la temporada de 2021 en el Haras Cima

PARANÁ, Brasil (Especial para Turf Diario).- Tras la incorporación del linajudo Hofburg, la cría brasileña contará con un segundo hijo de Tapit, pues se confirmó que el muy corredor Synchrony prestará servicio desde la temporada 2021 en el Haras Cima.

De 7 años, el zaino realizó una interesantísima y extensa campaña en los Estados Unidos, donde alcanzó 9 victorias en 29 salidas, totalizando 956.652 pesos en premios, al cuidado de Michael Stidham y defendiendo los bien conocidos colores de su criador, el Pin Oak Stud LLC.

Vencedor en 2 ocasiones a los 2 años (primero en Keeneland y luego en Churchill Downs), Synchrony logró sus conquista más destacadas en el Muniz Memoral Handicap (G2) y en el King Edward Stakes (G2), pero también se impuso en el Fair Grounds Handicap (G3) -en 2 ocasiones-, el Red Bank Stakes (G3), el Oceanport Stakes (G3).

Durante su campaña consiguió además una gran cantidad de arrimes, con segundos en el Red Bank Stakes (G3), en el Monmouth Stakes (G2) y en el Fair Ground Stakes (G3), y terceros en el Ol Forester Turf Classic Stakes (G1), en el Muniz Memorial Handicap (G2), en el Seabiscuit Handicap (G2), en el Lexington Stakes (G3) y en el Arlingto Handicap (G3).

Poco puede agragarse sobre Tapit (Pulpit), uno de los padrillos más cotizados de los Estados Unidos y que ya tiene a varios de sus hijos luciéndose en la cría, como los casos de Constitution y Tapizar, entre otros.

El nuevo reproductor del Haras Cima tiene por madre a Brownie Points (Forest Wildcat), ganadora del Ouija Board Distaff Stakes (G3) y que con anterioridad había producido a la ganadora clásica y récord horse Point System (Broken Vow) y a la gradual  Chocolate Kisses (Candy Ride), que se impuso en el Honeybee Stakes (G3).

El pedigree materno de Synchrony incluye además nombres como los de los titulares en pruebas de grado Northern Style (Ack Ack), Stylish Star (Our Native),, Hamoody (Johannesburg), Wait Forever (Camelot) y Ack Ack Heir (Ack Ack).

La cría brasileña viene realizando importantes inversiones y, de un tiempo a esta parte, comenzó a volcarse nuevamente hacia los reproductores nacidos en los Estados Unidos, después de que durante algunas años las preferencias estuvieran en Europa.