El fondista guapeó para quedarse con el Especial Rahy’s Moon y el potrillo fue un “ciclón” para volar desde el fondo en el Especial Iniciación

LA PLATA.- El fondista Talion (56 kg.) y el potrillo Tío Boy se quedaron con los especiales Rahy’s Moon (2000 m, arena) e Iniciación (1000 m, arena), las dos pruebas por encima del nivel común que incluyó la fecha de este sábado en el Bosque, donde la recaudación superó los 19 millones de pesos.

Rehabilitándose de un inesperado paso en falso, y pareciéndose bastante al que hace algunas semanas había vencido en el Clásico Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (L), en Palermo, Talion quebró en el disco la resistencia de Rock Sureño (52 kg.), cuando parecía perdido.

Fue Pir Night (Caribean Night, 56) el encargado de marcar el paso, siempre con Talion y Rock Sureño persiguiéndolo. Cuando en la recta el líder dio las hurras, sus escoltas heredaron la pelea y se sostuvieron un intenso mano a mano hasta la meta, incluso, golpeándose en algún momento. Dio la impresión de que Rock Sureño se quedarían con la victoria, pero Talion volvió bien pegado a los palos y, respondiendo al rigor de Walter Aguirre, dio vuelta la historia cuando ya casi no quedaba tiempo.

Fue de sólo el hocico la diferencia entre los dos hijos de Stay Thirsty criados por La Quebrada, con el favorito True Faith (Curlinello, 54) completando el podio, aunque a 10 lejanos cuerpos, todo tras 2m6s83/100, una marca por demás interesante si se tiene en cuenta que la cancha sigue bastante suelta.

Del Stud Doña Juana y preparado por José María Andrada, Talion llegó a su sexta conquista -segunda de importancia- sobre 17 salidas, habiendo totalizado a la fecha premios por 1.662.428 pesos.

Tío Boy, una aplanadora

Respondiendo a sus dos arrimes previos en Palermo, y por intermedio de una furibunda atropellada, Tío Boy (foto) se alzó con el Especial Iniciación e hizo que la tercera fuera la vencida para abandonar la última de las categorías en el sábado sureño. Conducido con paciencia por un intratable Brian Enrique, el hijo de Greenspring y Potra Tía (Potrillón) pasó de último a primero en la recta para dominar por los 100 metros finales y distanciarse con facilidad hasta establecer 2 1/2 cuerpos de ventaja sobre Leal Blues (Le Blues), finalmente, su escolta.

Al anca, Storm Chaser (Sebi Halo) completó la trifecta, al tiempo que el favorito Another Time (Angiolo) cumplía una performance inesperada cerrando la marcha a 13 3/4 largos, seguramente, sufriendo algún trastorno físico, pues perdió fuerza de golpe en el derecho.

Nacido en el Haras Vikeda y atendido por Héctor Sueldo en el Campo 2 de San Isidro para la caballeriza El Ciclón, Tío Boy detuvo el reloj al cabo de 1m1s2/100 y sacó pasaje hacia los primeros clásicos generacionales.