Después de quedarse con el Gran Premio Jorge de Atucha (G1), en Palermo, la hija de Full Mast se impuso en el Gran Premio de Potrancas (G1), sobre el césped pesado del norte

Por Diego H. Mitagstein / Foto Juan I. Bozzello

Invicta, guapa y buena, Tan Gritona sigue superando desafíos con efectividad y talento. Tras haber reprisado de varios meses y saltando de los 1000 a los 1500 metros ganando el Gran Premio Jorge de Atucha, la zaina del Stud Gran Muñeca cumplió otra labor para el aplauso, ahora dejando la arena de Palermo y compitiendo por primera vez sobre el césped del Hipódromo de San Isidro, pesado, como para agregarle más drama a la historia.

La hija de Full Mast lo supera todo con clase, con corazón, como este miércoles, cuando se impuso de uno a otro extremo en el Gran Premio de Potrancas (G1-1600 m, césped), guapeando de los 300 metros al disco para contener la mucha fuerza que le hicieron Lindaflor La Violeta (Most Improved) y Rihallah (Cityscape), sus escoltas a cabeza y media cabeza, respectivamente, en ese final para el infarto.

Si hay un jockey que ha mejorado muchísimo en los últimos tiempos, ese es Brian Enrique, sobre todo, cuando de competir de la milla para arriba se trata. A su fuerza le agregó desarrollo, el poder de graduar los parciales con sus conducidos, y en cada oportunidad que puede lo deja en claro. Con Tan Gritona encaró rápido la punta y allí la trajo relajada mientras sus adversarias no la presionaban.

Llegó la recta y para la líder fue esperar que aparecieran moros en la costa, con Enrique sin apurarse ni un segundo, esperando y esperando para pedirle el asalto final. Arremetió Lindaflor La Violeta y pareció por un momento que podría con Tan Gritona, pero el jockey exigió, la potranca respondió y logró mantenerse hasta la meta. Desde más atrás surgió Rihallah y descontó mucho, pero quedando tercera, en un nombre para considerar cuando las distancias crezcan, como su pedigree lo marca.

Gran trabajo el de José Luiz Correa Aranha en la preparación de la nieta del generosísimo Manipulator, ahora luciéndose como abuelo materno, haciendo un equipo ideal con Brian Enrique y empujando a Gran Muñeca hacia más y mejores triunfos.

Queda ahora por delante el Gran Premio Estrellas Juvenile Fillies (G1), dentro de un mes y de nuevo en la arena de Palermo, pero, más allá de lo que allí suceda, parece difícil que Tan Gritona no vaya a ser considerada como la mejor 2 años hembra de 2022 cuando llegue el momento de los reconocimientos. Ganó G1 en la arena y en el césped, lo superó todo, y tiene clase y corazón. Mucho más no se puede pedir.