El caballo se quedó con el Angel O. Baratucci y la yegua se lució en el Florindo Catapano

Para San Juan y Mendoza viajaron los clásicos Angel O. Baratucci (1400 m, arena) y Florindo Catapano (1400 m, arena), complementarios de la jornada de este sábado en el Hipódromo de San Isidro y que tuvieron como ganadores a Tapero (Star Dabbler) (foto) y Dulce Itatí (Mr. Troilo), respectivamente.

Con un par de triunfos oficiales en La Punta, San Luis, como carta de presentaciones, además de buenas labores en su provincia, Tapero fue protagonista desde bien temprano, presionando el andar del puntero y favorito Donofrio (Lizard Island), consiguiendo dominarlo en la cuadra final y resistiendo luego la larga atropellada de Pedrint (Peer Gynt), finalmente su escolta a sólo el pescuezo, con el vanguardista quedando en tercero a media cabeza, en excelente labor.

De flojos 1m26s22/100 fue el tiempo que empleó el 5 años criado por el Haras Vacación y que Enrique O. Bayma prepara para la caballeriza Don Clemente, al que Isidro Alfredo Ojeda condujo en excelente forma.

Un rato más tarde llegó el turno de las yeguas y del Florindo Catapano donde, también en lucha, Dulce Itatí repitió su gestión de hace doce meses y alcanzó el double-event, haciendo pesar su amplia experiencia en La Punta y Mendoza.

Fue prácticamente un mano a mano la historia con la cordobesa Hermosa Loca (Freud) y que únicamente se terminó por definir en el cabeceo, con la nieta de Intérprete alcanzando a poner el pescuezo de diferencia tras 1m24s46/100, casi 2 segundos menos de lo empleado por los machos.

Omar R. González está a cargo de la puesta a punto de la defensora de la caballeriza San-Ita y que se crió de forma particular con Carlos M. Tenconi. Maximiliano Urquiza se lució en sus riendas.

Foto Juan I. Bozzello