Con el triunfo de su hija Perfect Grace el sábado en Saratoga superó a Giant’s Causeway en el particular ranking

En su carrera fantástica en la reproducción, el tordillo Tapit acaba de convertirse en el padrillo que más dinero ganó a través de sus hijos en la historia del turf de los Estados Unidos, según anunció la prestigiosa publicación Thoroughbred Daily News, dejando atrás la marca anterior y que estaba en poder de otro portento de la cría como Giant’s Causeway (Storm Cat), el alazán que en Argentina tuvimos la dicha de disfrutar de un par de temporadas, cuando sirvió en la Estación de Montas La Mission.

La marca llegó después de la victoria de Perfect Grace en Saratoga el sábado último, cuando la potranca cuya madre es la crack Havre de Grace (Saint Liam) salió de perdedora. Los 173.143.874 dólares que hasta ahora acumula Tapit lo ubican también como el caballo en actividad con más plata en su cuenta, ya que sólo Galileo (Sadler’s Wells) lo superaba en la materia (con US$ 252.097.967), pero ante la muerte del crack de Coolmore, el camino quedó liberado. En esa ruta, Dubawi (Dubai Millennium) lo sigue con 169.341.547.

En el estricto plano de los Estados Unidos, da la sensación de que Tapit podrá mantener ese “lujo” por un buen tiempo, ya que sus perseguidores inmediatos son caballos de edad parecida. El tordillo ya está por los 20 años, mientras que Distorted Humor (Forty Niner) cuenta con 28, Medaglia D’Oro (El Prado) llega a los 22 y More Than Ready (Southern Halo) anda ya por los 24.

Así la cosa, habrá que esperar y ver si el destino favorece a Into Mischief (Harlan’s Holiday), de 16 años, él mismo en un momento significativo, con sus acciones casi rompiendo los 100 millones de dólares en ganancias y con la oportunidad suficiente para mantener su excelente producción.

En ventaja para este último, está que Spendthrif Farm no suele ahorrarle yeguas en sus libros. De hecho, el año último cubrió 248 vientres, contra las 96 reproductoras que le fueron presentadas a Tapit en Gainesway Farm.

“Nunca ha servido libros realmente grandes, pero incluso a su edad tuvo mejor fertilidad, teniendo más de 100 yeguas, que el año anterior”, dice Antony Beck, de Gainesway. “Pero en el futuro, definitivamente, creo que queremos ser muy responsables. Creo que siempre hemos respetado sus habilidades, y [la mayoría de los años] no le presentamos mucho más de 140 yeguas. Su libido sigue siendo excelente, por lo que Estoy muy entusiasmado por lo que todavía puede hacer. Pero él es nuestra gallina de los huevos de oro y no duran para siempre. Vamos a recortar su libro de manera significativa a partir de ahora “.

Cuando se juzga únicamente por las ganancias de la progenie, por supuesto, la inflación ha colocado a los gigantes del pasado en una desventaja aún más obvia (sobre todo desde la aparición de los megapremios modernos). Pero no hay duda de la esencia del logro de Tapit, como uno cuyo sello distintivo ha sido la consistenia durante mucho tiempo. Sus tres títulos consecutivos en la estadística de padrillos, entre 2014 y 2016, han sido seguidos por figuraciones en los rankings, siendo cuarto, sexto, tercero y tercero; y su proporción de caballos clásicos sobre productos nacidos excede un 19 por ciento, totalmente extraterrestre. 

Tapit es desde hace ya varios años uno de los padrillos más valiosos del mundo, y tiene todavía muchísimo más por dar. Entre triunfos grandes y crías estupendas, el tordillo acumula récords que, aunque deban ser tenidos que tomar con pinzas pues cuestiones de tiempo, no dejan de ser llamativos y para el aplauso.