El hijo de Pioneerof the Nile buscará ahora repetir la doble que logró el recordado Charismatic en 1999

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Pocos seguramente irán a considerar a Tawny Port como candidato en el ya muy cercano Kentucky Derby (G1), pero el hijo de Pioneerof the Nile estará en los partidores de la carrera más preciada de todas con sus sueños intactos. El derecho se lo ganó este sábado en Keeneland, quedándose con la versión 2022 del Stonestreet Lexington Stakes (G3-1700 m, arena, US$ 398.750), la última carrera del camino hacia la apertura de la Triple Corona.

Con el francés Florent Geroux en sus riendas, el pupilo de Brad Cox fue el que más fuerza tuvo en la recta final para llegar a la meta con 1 cuerpo de ventaja sobre Major General (Constitution), mientras el favorito In Due Time (Not This Time) ocupaba el tercer lugar a 1 1/2 largo más.

El potrillo que costó 430.000 dólares como yearling en las ventas de septiembre de 2020 aquí viene creciendo con el paso de sus actuaciones. Tras dos victorias iniciales fue quinto de Epicenter (Not This Time) en el Risen Star Stakes (G2) de Fair Grounds, para hace poco más de dos semanas escolta a Tiz the Bomb (Hit It a Bomb) en el Jeff Ruby Steaks Stakes (G3) de Turfway Park.

Brad Cox prepara a Tawny Port, propiedad del Peachtree Stable y que ahora empezará a soñar con el Kentucky Derby, allí donde tiene su lugar asegurado en pos de dar el golpe. El último ganador del Lexington Stakes que luego brilló en Churchill Downs fue Charismatic (Summer Squall), en 1999.