Este miércoles en el Hipódromo de San Isidro se correrán un clásico en honor al crack y un handicap tributo al inolvidable entrenador

Las seis primeras carreras del programa de esta tarde en el Hipódromo de San Isidro serán para perdedores de 5 y 6 años, aunque luego, por suerte, llegará una doble tande jerárquica interesante para “equiparar” un poco las cosas.

Telescópico, por Table Play y Filipina, fue el último ganador de la Cuádruple Corona naciona, en 1978, y tendrá un clásico en su honor el mismo día en que se correrá el Handicap Juan Esteban Bianchi, justamente, quien fuera desde el entrenamiento el artífice de la inolvidable campaña del campeón que montó Marina Lezcano. “Unirlos” fue, sin dudas, una decisión acertada, aunque a don Juan se le hubieran puesto los pelos de punta ante tanta carrera para “flojita” dando vueltas a su alrededor.

Será un día especial, también, pues será la primera vez desde que se instauró el tributó al gigantesco cuidador en el que no podamos verlo, llamarlo o hablar, ya que, como se recordará, el “Mago de Capitán Sarmiento” falleció en mayo último.

El juego lo abrirá el Clásico Telescópico, que sobre 1200 metros y en la arena medirá caballos desde los 3 años bajo escala de peso por edad. Cargando el peso máximo de 61 kilos, Teacher Story (Portal del Alto) (foto) intentará repetir su más reciente gestión, cuando sobre esta misma pista y distancia se llevó el Clásico Refinado Tom (L), ocasión en la que dejó tercero a Regalo del Cielo (Roman Ruler, 58), que ahora busca revancha. Esa tarde hubo 3 1/2 cuerpos entre ambos, una distancia amplia, es cierto, pero no determinante.

Como tercera opción aparece Che Corredor (Manipulator, 58), que reprisó hace casi un mes en La Plata con una labor interesante, terminando tercero a 6 cuerpos de Don Karateca (Most Improved) en el Clásico España.

Por su parte, el Handicap Juan Esteban Biancho, con 2000 metros de recorrido y en el césped, será para todo caballo desde los 3 años, con 10 aspirantes en los partidores y la figura central del entrerriano Milione (Treasure Beach, 57 1/2 kg), perdonado en los kilos si se tiene en cuenta que después de volver al ruedo con un quinto en el Gran Premio Estrellas Classic (G1) de Palermo quedó como escolta a 8 cuerpos de Village King (Campanologist) en el Clásico Progreso (G3), delante de un lote importante.

En esa misma carrera terminó séptimo Guest Seattle (Seattle Fitz) al que, sin embargo, se le aplicó un peso de 58 1/2 kilos. Al cuidado de Enrique Martín Ferro, el zaino del Stud Nosotros es irregular al máximo, pero guarda varias tabuladas como para pensar que en esta compañía su rendimiento puede mejorar notablemente, como, por ejemplo, haber sido segundo en los clásicos Comparación (G2) y Porteño (G3) o tercero en la Copa de Oro (G1) y cuarto en el Classic (G1) de las Estrellas.

Viene de perder ahí nomás Macklin (Master of Hounds, 55 1/2), que fuera uno de los grandes protagonistas del proceso selectivo para los productos de 2019 en La Plata, escoltando a Australis Cheeky (Interaction) en el Clásico Jockey Club de la Provincia de Buenos Aires (G2) y en el Provincia de Buenos Aires (G1)