El caballo de Las Monjitas es candidato para el Clásico Mineral (L), sobre 2500 metros, ante Nievre y Best Galano

Las carreras sobre 2500 metros toman protagonismo sobre el final de temporada en el Hipódromo Argentino de Palermo. Será este domingo cuando se resuelva el Clásico Mineral (L), para caballos desde los 4 años y con 3.355.000 pesos para aquél que llegue más lejos con sus pulmones.

Como parte central de un programa entretenido, el recuerdo para el ganadora de la Triple Corona de 1931 en nuestro país tiene como máximo candidato a The Cyclone, el ascendente zaino del Stud Las Monjitas y que intentará afirmarse, quizás, soñando en cruzar el charco para correr en enero próximo en Maroñas el Gran Premio José Pedro Ramírez (G1), con sus 200.000 dólares de bolsa.

El hijo de In the Dark tiene apenas 4 años, pero ya demostró que la distancia le cae bien. Tras pagar el derecho de piso en la categoría llegando segundo en el Clásico Domingo Faustino Sarmiento (L), sobre la arena de San Isidro, golpeó aquí en el Clásico Vicente L. Casares (G2), sobre el mismo tiro en que competirá ahora, batiendo por 3/4 de cuerpo a Oppidum (Portal del Alto) y con el G1 Special Dubai (E Dubai) llegando tercer lejos.

The Cyclone le pide revancha a Best Galano (Galán de Cine), que lo doblegara de punta a punta y con bastante facilidad en el Sarmiento, pero que luego cerró la marcha en el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1) y fuera sólo tercero de Nochero Querido (Most Improved) en los 2000 metros del Irineo Leguisamo (L). El secreto para el pupilo de Roberto Pellegatta será marcar el camino sin molestias.

Hace un año y medio Nievre (Catcher In the Rye) daba el golpe venciendo ni más ni menos que en el Gran Premio República Argentina (G1), sin poder luego confirmar esa conquista, aunque arrimando en varios turnos fuertes. Pagó una larga reprise quedando quinto en una condicional y si consigue volver a la forma de su consagración, terminará adelante.

Barolito (Stratham), Favorite Song Way (Potent Way) y Seulement Catcher (Catcher In the Rye) terminan de darle forma al breve lote de participantes, aunque da la sensación de que deberán correr mucho más de lo acostumbrado para pretender tener una posibilidad.