Llegó lejos en el Fayette Stakes (G2), donde ganó Tom’s D’etat, nieto de Candy Cane, propia hermana de Candy Ride

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Muy mala tarde la que tuvo el caballo argentino The Great Day en Keeneland, terminando octavo y anteúltimo muy alejado en el Hagyard Fayette Stakes (G2-1800 m, US$ 200.000 de bolsa), disputado sobre la arena pesada.

Previo ganador del Durham Cup Stakes (G3), en la sintética de Woodbine, en Canadá, el hijo de Harlan’s Holiday fue una sombra, partiendo algo quedado y corriendo siempre lejos de los puestos de vanguardia, donde más le gusta moverse.

La contracara para la hípica nacional fue la contundente victoria de Tom’s d’Etat (Smart Strike), cuya abuela no es otra que Candy Cane (Ride the Rails), una propia hermana del crack Candy Ride y materna de las G3 Candy Singer (Singspiel) y Candy Apple (Halo Sunshine).

Conducido por Corey Lanerie, The Great Day no mostró actitud casi en ningún momento, salvo por un tramo en el opuesto en donde pareció insinuar una recuperación. Pero casi de inmediato empezó a perder terreno para ya en el derecho dejar de ser exigido por su jockey, perdiendo contacto con el resto hasta terminar a 33 cuerpos del vencedor, en una performance para olvidar lo más pronto posible, siempre y cuando algún tema físico no lo haya afectado.

Tom’s d’Etat, que cargó los boletos de la mayoría, superó por 4 1/4 cuerpos a Mr Freeze (To Honor and Serve), con el que luchó prácticamente desde la partida, separándose con mucha facilidad en la recta final. Joel Rosario estuvo en las riendas del vencedor, redondeando un muy lucido cuatriplete en la tarde.

Fue el triunfo más trascendente en la campaña de Tom’s d’Etat, que es preparado por Alberto M. Stall Jr. para el G M B Racing y que ya anda por los 886.892 dólares en ganancias, pagando dividendos grandes con respecto a los 330.000 que se pagaron por él como yearling en las ventas de Keeneland de septiembre de 2014.