El hijo de Interaction alcanzó una cómoda victoria en el domingo de La Plata

LA PLATA.- No era una carrera fácil el Clásico Antonio Cané (G3-2100 m, arena húmeda), la prueba central de la jornada del domingo en el Bosque. Sin embargo, The Last Ilusion (Interaction y Helisangela, por Fast Gold) la transformó en un trámite para conseguir la mejor victoria de su breve campaña y postularse como uno de los seguros protagonistas en el camino que durante el segundo semestre de la temporada llevaría hacia el Gran Premio Dardo Rocha (G1), la carrera más fuerte de cada temporada aquí.

Conducido con paciencia y confianza por Eduardo Ortega Pavón, el defensor del Stud Río Claro aguardó lejos mientras Il Gelato (Lizard Island) asumía el desafío de correr adelante en una distancia absolutamente desconocida para él.

Poco a poco se fue arrimando Last Ilusion, para a una cuadra dar fácil cuenta del puntero y sacarle de allí en más 2 1/2 cuerpos de ventaja, con Teenek (Perfectperformance) en tercera posición a otros seis largos. Por el contrario, Calcolatore (Tawqeet) voló bien bajo para ser apenas cuarto entre los 5 ejemplares que lograron llegar a la meta, ya que Frisco Beach (Treasure Beach) fue desmontado.