El ganador del Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) de 2022 cumplirá su cuarta actuación en Hong Kong el próximo domingo

SHA TIN, Hong Kong (Especial para Turf Diario).- Para el argentino The Punisher el panorama pinta bastante mejor en pos de conseguir su primera victoria aquí, luego de 3 actuaciones en las que su presencia pasó desapercibida, aunque actuando entre los 1400 metros y la milla, distancias que no favorecen en absoluto las cualidades que exhibió cuando, por ejemplo, ganó el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) de 2022 en el Hipódromo de San Isidro.

El hijo de Cityscape y O K Angie (Orpen) correrá este domingo por cuarta vez en Sha Tin, aunque ahora lo hará sobre 2000 metros de césped, circunstancias que seguramente le darán una mano en tren de adelantar. Será en el Somerset Handicap, una prueba de clase 3 con rating de 60 a 80 puntos y donde el zaino que ahora es propiedad de Edmond Yue Kwok Yin cargará el exigente peso máximo de 135 libras, dándole entre 2 y 16 a los 1 rivales que le saldrán al cruce.

Preparado por Jamie Richards y con el francés Antonine Hamelin nuevamente en sus riendas, Bravehearts, tal cuál se lo rebautizó, fue noveno en su debut aquí, para luego quedar décimo en sus dos salidas posteriores, en la más cercana llegando a 5 3/4 cuerpos del ganador y siempre en categorías más altas.

¿Qué se encontrará esta vez el argentino? Pues bien, un lote competitivo y parejo, como suele darse por estas tierras, entre los que habrá que observar principalmente a Massive Sovereign (No Nay Never, 129), que hará su primera salida en esta cancha luego de una campaña breve y eficiente en Irlanda, donde se impuso en 2 de sus 5 salidas, incluso al despedirse. En su silla estará el líder Zac Purton, un dato a tener en cuenta.

En este nivel viene corriendo bien el australiano Simple Hedge (Sebring), que viene de quedar sexto sobre 1800 metros, pero antes en 2000 había perdido por apenas el pescuezo, mientras que el neocelandés Noble Pursuit (Savabeel) ganó en 3 de sus últimas 4 apariciones, mostrando siempre consistencia en el ascenso de nivel; la más fresca de esas conquistas, fue ante idéntica compañía en materia de ratings.

¿Será la cuarta la vencida para The Punisher en el exterior? ¿Encontrará finalmente en los 2000 metros de césped una distancia y superficie en la que pueda mostrarse más a sus anchas? Todas esas preguntas tendrán respuesta el próximo domingo cuando le toque el turno de volver a salir a la pista.