El Premio Tukik, para 3 años ganadores de una competencia, aparece como la prueba más atractiva en un día flojito

La anulación del handicap previsto para este viernes dejó vacía de turno jerárquica la jornada en el Hipódromo de San Isidro, que, entonces, tendrá como propuesta 17 condicionales, con el atractivo de 2.250.000 pesos en pozos asegurados, 500.000 de ellos como base para la cuaterna que arrancará en la décimo cuarta competencia y con base elevada de 20 pesos.

Poquita calidad habrá en la pista, con el Premio Tukik (1400 m, arena), para todo caballo de 3 años titular de una victoria, como el paso más atractivo. La ocasión luce propicia como para que Afan Van (Van Nistelrooy) olvide su pobre paso por la pesada de La Plata y recuerde ese muy buen tercero que cosechó a renglón seguido de su ascenso. Fue en el césped local, cuando terminó a poco más de 3 cuerpos de El Emirato (Roman Ruler), ejemplar que luego volvería a vencer proyectándose hacia los clásicos.

Su rival más peligroso parece ser Don Patroncito (Strategic Prince), cuyo segundo triunfo se viene retrasando más de lo previsto. Luego de algunas gestiones de bajo valor, mejoró al completar la trifecta a sólo 2 cuerpos de Santiagueñito (Star Dabbler), aunque en el plano de la categoría alternativa.

También a la cola de El Emirato terminó tercero Codi Strac (Stratostar), cruzando la meta a 4 cuerpos, aunque entre titulares de una o dos victorias. Si responde, estará seguramente definiendo.

Ya en el terreno de las sorpresas, habrá que ver cómo se comporta en este nivel el uruguayo Mezcla Rara (Fusaichi Pegasus), que después de debutar con un cuarto lugar ascendió de inmediato y con cierta comodidad. Se estira 200 metros en la distancia, y eso podría ayudarlo.

Y quedan Maravilla Cat (Compasivo Cat), Arrebol (Angiolo) y Nunca Afloja (Strategic Prince), todos con labores buenas en esta categoría y que podrían pagar algún pesito más, como para saldar la deuda de la mesa…