El nieto de la yegua argentina Candy Cane, una propia hermana de Candy Ride, ganó al galope el Stephen Foster Stakes (G2) en Churchill Downs

LOUISVILLE, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Intratable el momento de Tom’s d’Etat, el zaino con pedigree materno argentino y que este sábado en Churchill Downs ratificó su pertenencia al grupo de los mejores caballos adultos de los Estados Unidos despatarrando a sus rivales en el Stephen Foster Stakes (G2-1800 m, arena, US$ 500.000 de bolsa).

El hijo de Smart Strike se vengó del tercer lugar que había cosechado hace un año en esta misma prueba, y sacó pasaje hacia el Breeders’ Cup Classic (G1), pues era clasificatorio por la vía del programa Win and You’re In Challenge Series.

Dominante en todo momento se mostró el nieto de Candy Cane (Ride the Rails), propia hermana del crack Candy Ride y actual madre en el Haras La Pasión, que después de perseguir al puntero Pirate’s Punch (Shanghai Bobby) pasó al frente al pisar la recta para desprenderse con autoridad hasta llegar a la meta con 4 1/4 cuerpos de ventaja sobre By My Standards (Goldencents), tras 1m47s30/100; a otros 2 3/4 largos  fue tercero Silver Dust (Tapit)

A los 7 años el pupilo de Albert M. Stall Jr ostenta el nivel más competitivo de su campaña, con 4 triunfos en fila y ya más de 1.672.000 dólares en premios. Fresco, con poca actuación en los últimos meses, Tom’s d’Etat encarará la última parte de esta extraña temporada listo para dar pelea ante los mejores y en las pruebas más exigentes del calendario, con la mira ahora si más fija que nunca en el Classic de la Breeders’ Cup.