La hija de Fortify quedó cerca en el tradicional G1 del Club Hípico de Santiago y que se disputó este domingo sobre una milla

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- Muy cerca estuvo el turf argentino de festejar un nuevo triunfo de G1 a nivel internacional. Fue este domingo sobre el césped del Club Hípico de Santiago, donde de este lado de la Cordillera se completó un fin de semana espectacular con el Clásico Arturo Lyon Peña, tradicional cruce para las potrancas sobre 1600 metros.

Pese a cumplir una actuación notable, la albiceleste Joy Vanity quedó a las puertas de la gloria al secundar desde 3 1/2 cuerpos a la sorpresiva ganadora Top Queen, que bajo la guía de Héctor Barrera levantó considerablemente su nivel para saltar a los primeros planos del proceso selectivo, tras fallar primero en la Polla de Potrancas (G1) y luego en el Criterium Yeguas.

Hija de Fortify y Harlan’s Variable (Harlan’s Holiday), criada por el Haras La Biznaga y defendiendo los colores del Stud-Haras Don Alberto, Joy Vanity venía de salir de perdedora en su séptima presentación.

La carrera tenía como máximas candidatas a La Poetisa (Empire Maker) y Donatella War (Declaration of War), pero ninguna de las dos estuvo a la altura de la circunstancia quedando quinta y séptima, respectivamente, a 5 3/4 y 10 largos de la vencedora, una hija de Strong Mandate y Top Attraction (Giant’s Causeway) de la cría del Haras Doña Icha y que es preparada por Juan Cavieres A. para el Stud Auguri.

La reunión incluyó además el Clásico Ignacio Urrutia de la Sotta (L-1700 m, césped), para machos de 3 años, donde Sesenta y Medio completó el doblete espectacular para el padrillo Strong Mandate y el Haras Doña Icha venciendo por 4 largos a El Tenasita (Grand Daddy).