El hijo de Storm Cat, padre de 3 ganadores de G1, cubrió las últimas 4 temporadas en Carampangue

El año recién comienza, pero ya hay novedades en materia de padrillos. En este caso, con la reubicación del generoso True Cause, que en breve se mudará al Haras La Fortaleza, la cabaña de Marcela Andrenacci en Córdoba y que hará su segunda experiencia con un reproductor, tras ser, hace algunos años, el hogar de Venusino (Southern Halo). El hijo de Storm Cat, que sirvió las últimas 4 temporadas en el Haras Carampangue y que antes había trabajado en el Haras Rancho Luján, desde su llegada al país allá por 2009. 

Actualmente con 20 años, el alazán corrió con la chaquetilla de Godolphin y fue preparado por Saeed Bin Suroor, ganando en 3 oportunidades, 2 de ellas a los 2 años, incluído el Stardom Stakes (L) de Goodwood, en Inglaterra. Además, fue segundo en el Red Smith Handicap (G3) de Aqueduct, en el Mac Diarmida Handicap (G3) de Gulfstream Park, en el Academy Award Stakes (L) y en el Awad Stakes (L), los dos últimos en Belmont Park.

En Dearly (Rahy), titular del Blandford Stakes (G3), True Cause tiene como tercera madre a la formidable Althea (Alydar), fuente de muchísimos grandes caballos en los últimos tiempos, como Festival of Light (AP Indy), Acoma (Empire Maker), Yamanin Paradise (Danzig) y Balletto (Timber Country), entre otros.

A la fecha, y según el Stud Book Argentino, el nuevo padrillo de La Fortaleza produjo 176 ganadores de 368 carreras, en un grupo donde se destacan Río Vettel, Travelwell y Sankalpa. El primero se impuso en el Gran Premio República Argentina (G1) y en el Gran Premio Provincia de Buenos Aires (G1) y las dos restantes vencieron en el Gran Premio Selección de Potrancas (G1) de La Plata.

En total, True Cause dio 10 crías ganadoras clásicas, pues a las anteriores deben sumarse los nombres de Very Enthusiastic, Holy Day, El Comisionado, Virreinado, Fama Grosa, Musetina y Lovely True.

“Soñar y seguir soñando ,trabajar fuerte para crecer son las razones de contar desde ahora con True Cause en el haras. Hoy en día La Fortaleza cuenta con un plantel de yeguas numeroso, por lo tanto consideramos valiosa la incorporación de un padrillo tan generoso y probado en reproducción para asignarle unos 15 vientres propios; el resto, como de costumbre seguirán viajando a Buenos Aires. Abrimos las puertas del haras especialmente para criadores de la región y estimo sumamente importantes esta posibilidad para el interior. El caballo es desde ahora propiedad nuestra en su totalidad, gentileza del señor Fernando Fantini a quien admiro profundamente.

“No tengo herencia familiar relacionada con el turf. Hace 13 años me dio una mano mi tan querido Hernán Ceriani Cernadas, a quien estaré eternamente agradecida, y así arranqué despacito con 2 yeguas; aprendo observando a los grandes criadores. Tenemos esta oportunidad y sólo queda disfrutar con mucho compromiso y honestidad  dando un pasito más, escribiendo nuestra propia historia a pulmón y con el corazón lleno de ilusiones , con mis muchachos fieles , los compañeros de cada día que realizan las tareas … sin ellos no tendría La Fortaleza”, dice Andrenacci, llena de ilusiones…