En un 1-2 del recientemente desaparecido padrillo Forestry, superó por el pescuezo a Apache Cat

Por Diego H. Mitagstein (Enviado especial de Turf Diario a Montevideo, Uruguay)

MONTEVIDEO, Uruguay.- Todo lo parejo que aparecía en la previa el Gran Premio Pedro Piñeyrúa (G3-1600 m, arena) terminó dándose en la pista, con Tupungato respondiendo a su favoritismo llegando a su mejor victoria, con los 14 primeros del marcador llegando separados por apenas 6 1/4 cuerpos.

El ganador encabezó el 1-2 del recientemente desaparecido padrillo Forestry prevaleciendo en los tramos finales para doblegar por el pescuezo a su hermano Apache Cat, dándole otro pesaje de los grandes a la dupla conformada por el jockey Pablo Rodríguez y al entrenador Pablo González, siempre presentes cuando de carreras importantes se habla. Del Stud Tata Juan y criado por el Haras Dilema, Tupungato había dado un salto de calidad un mes antes del Piñeyrúa, cuando se llevó el Clásico Bizancio y Sloop (L), también por delante de Apache Cat, aunque con 3 cuerpos entre ambos en aquella ocasión.

A medio pescuezo, Blanc de Noirs (Agnes Gold) completó la trifecta con medio cuerpo y pescuezo sobre Quillan (Forestry) y Mister (Matterhorn), todo tras una marca atendible de 1m36s9/100, mejorada en un par de condicionales.

El que voló más bajo de lo previsto fue el argentino Tomasito Leon (Hurricane Cat), que venía de imponerse en el Gran Premio Joaquín V. González (G1) de La Plata y aquí vino siempre comprometido por dentro, sufriendo algún que otro contratiempo y sin poder recuperar terreno en la recta hasta finalizar décimo cuarto a 6 1/4 cuerpos del vencedor.

Tras la victoria, Pablo González dejó su parecer ante el micrófono de Maroñas: “Gana guapeando, porque venía algo comprometido en el desarrollo, como suele pasar con estas carreras difíciles. El primer tramo vino cómodo, pero en el codo se estiró y me asusté, pero Pablo le buscó el cambio de mano, lo atropelló por dentro y consiguió lo buscado. Por más que uno planifique, este tipo de carreras son difíciles, porque nadie quiere dar ventaja; Pablo es un gran jockey y está pasando un gran momento, por eso le tengo tanta confianza”.