La noticia, adelantada por el periodista Sebastián Heredia en sus redes, fue confirmada por Victoria Pueyrredón, su propietaria

La inesperada floja actuación de la yegua argentina Seas Alabada en el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1), del sábado último en el Hipódromo de San Isidro, encontró una explicación tras la revisación veterinaria de rigor. Tal como había adelantado en sus redes sociales el periodista Sebastián Heredia, la hija de Sebi Halo sufrió un desgarro que no le permitió rendir en el nivel acostumbrado.

La noticia fue confirmada por Victoria Pueyrredón, propietaria de la campeona junto a Pablo Duggan: “Tuvo un problema en el anca derecha y ahora habrá que pararla por unos dos meses, aproximadamente. Se merece un buen descanso y por eso la idea es llevarla al campo, donde ya estamos preparando un lugar especialmente acondicionado para ella. Con su rendimiento sabíamos que algo le había pasado, y hoy -por ayer- después de que le hicieron la ecografía se supo la razón”.

Seas Alabada no competía desde que había ganado en diciembre el Gran Premio Copa de Plata (G1), y ahora el proyecto de enviarla a competir a los Estados Unidos entra en un compás de espera. En el mientras tanto, seguramente, levantará la estatuilla como Yegua del Año 2019 durante la entrega de los Premios Carlos Pellegrini, en el momento en que se entreguen.