Con carreras flojas y mucho calor, la recaudación fue baja; la hija de Rimout fue el punto más alto de la fecha

LA PLATA.- Un programa con luces tenues y un clima extremadamente caluroso terminaron por redondear otro domingo intrascendente, ahora, con el Bosque como sede. Para el olvido resultó la jornada 15 competencias que se dispuso, sin ninguna de ellas por encima del nivel común y con el resultado de una recaudación que apenas trepó hasta los 12.751.410 pesos, menos de US$ 200.000 dólares.

Una llamada mala tiene casi siempre como resultado carreras de bajo vuelo; es cierto que alguna de las de mejor nivel puede haberse anulado, pero en el global una fecha responde a la carta de entrada. Fue lo que sucedió en el cierre del primer fin de semana de febrero en los Eucaliptos.

El turno más interesante resultó el Premio Phalaris, que sobre 1000 metros cotejó yeguas de 3 años titulares de 1 ó 2 victorias. Con mucha sencillez todo quedó para la gran favorita Empeñosa Rimout, sobre la que se lució Wilson Moreyra.

La hija de Remote y Empeñosa Gulch (Thunder Gulch) vino tercera de la puntera Joy Doctrinaria (Fortify), la superó al pisar la recta y de allí en adelante se distanció con muchísima comodidad hasta estirarle 5 cuerpos a esa misma rival, todo al cabo de excelentes 58s96/100. El dato: Joy Cripta (Fortify) rodó al partir

Criada por el Haras Firmamento y al cuidado de Isidoro San Millán -fue presentada por Roxana, su hija-, Empeñosa Rimout se lució y suma ahora 3 éxitos sobre apenas seis salidas y parece haber quedado habilitada como para intentar en el corto plazo por primera vez fuera del nivel condicional y con expectativas.