A la victoria que el equipo alcanzó con Walton Street el sábado en el Canadian Internacional, se agregaron el domingo las conseguidas por la potranca Wild Beauty en el Natalma Stakes (G1) y el potrillo Albahr en el Summer Stakes (G1); ambos clasificaron para la Breeders’ Cup

ONTARIO, Canadá (Especial para Turf Diario).- Para Godolphin 2020 viene siento una temporada formidable, y lo que sucedió este fin de semana entre Canadá y los Estados Unidos para la divisa del Sheikh Mohammed bin Rashid Al Maktoum no fue más que la continuidad de un momento realmente singular.

Con Walton Street (Cape Cross) la chaquetilla azul real brilló el sábado en el Pattison Canadian International (G1-2400 m, césped) de Woodbine, con Frankie Dettori en sus riendas y la preparación de Charlie Appleby. Pues bien, al día siguiente, en la misma pista local, el equipo redobló la apuesta y se quedó con los trascendentes Natalma Stakes (G1-1600 m, césped) y Summer Stakes (G1-1600 m, césped), para potrancas y potrillos, respectivamente, y ambos clasificatorios para la Breeders Cup por la vía del Win and You’re In.

Con atropelladas casi calcadas los productos de “los chicos de azul” pusieron la frutilla de la torta, sin olvidar que, también el sábado, pero en Belmont Park, Yibir (Dubawi) había aportado otro disco poderoso al quedarse con el Jockey Club Derby Invitational Stakes, sobre una milla y media de grama y con casi 1.000.000 de dólares en premios, también apareciendo fuerte en el derecho.

En el Natalma Wild Beauty respondió en gran forma, convirtiéndose en el ganador de G1 número 19 y el primero en norteamérica para el fantástico Frankel (Galileo). En Tulips (Pivotal), la zaina llegó a la primera conquista importante de su campaña superando por 2 1/4 cuerpos a Pizza Bianca (Fastnet Rock), con un Dettori que jamás perdió la paciencia .

La potranca, que ahora tiene lugar asegurado en el Breeders’ Cup Juvenile Turf (G1), mereció conceptos importantes por parte del jockey italiano: “Para mí suerte arrancó muy rápido y para los 400 metros finales ya la sentía ganadora. En estas carreras se necesita mucha suerte con el sorteo de partidores. Creo que es definitivamente lo suficiente buena para llegar a la serie en Del Mar”. Frankie ganó 14 carreras en la Breeders’.

Al ratito nomás, todos volvieron a unirse para la foto, gentileza del promisorio Albahr, que trasladó su muy buena campaña en Europa hasta el otro lado del Atlántico para copiar a Walton Street y Wild Beauty y hacerse imparable en el derecho, pasando abierto como una locomotora y terminar venciendo por 2 1/4 cuerpos a Grafton Street (War Front).

Vencedor de máxima escala número 45 para el estupendo Dubawi (Dubai Millennium), y 137 si se habla de ganadores clásicos en el historial del padrillo, el potrillo tiene por madre a Falls of Lora, ganadora del UAE Oaks (G3) y que ya había producido al G1 Cascadian (New Approach).

“Esto es realmente de lo que se trata todo, ganar estas grandes carreras alrededor del mundo. Esto es para Charlie y para todo el equipo, que realizó un gran trabajo para haber tenido semejantes logros”, resumió sobre el fantástico fin de semana azul real Alex Merriam, asistente de uno de los dos preparadores principales de la divisa.

Fueron 3 triunfos de G1 y una carrera de un millón de dólares la cosecha para Godolphin este fin de semana, vacío de grandes carreras en Europa. Como para soñar con un final de 2021 en la cresta de la ola.