El Laguna Blanca y el Dart Board (1400 m) reunieron sendos grupos de yeguas de categoría clásica

Las carreras de caballos volverán a latir este viernes en Palermo, abriendo la segunda semana desde la reapertura, tras una ausencia en la cartelera de cinco meses y medio. Se amplía la oferta con relación a lo que sucedió hace 7 días, pues ahora serán 13 los turnos a resolverse, con sendos handicaps como pases centrales e incrementos en las apuestas por 1.452.710 pesos, buscando mejorar las más que aceptables cifras del arranque.

Para yeguas desde los 4 años y sobre 1400 metros en el césped serán el Handicap Laguna Blanca y el Handicap Dart Board, divisiones de un mismo llamado y que revisten carácter de clásico por la jerarquía que exhiben una amplia mayoría de las inscriptas.

El Laguna Blanca, la madre de los G1 Pranke (Cipayo), Tibaldi (Louvre) y Fantasio (Fatly), promete ser de altísimo vuelo, con la preferencia sobre la platense Ideocrática (Remote), que por primera vez saldrá de su ámbito. Cuando la suspensión, justo atravesaba su mejor momento la defensora de La Frontera, habiendo ganado el Clásico Lucio Taborda (G3) y escoltado a Humorada Negra (Emperor Richard) en el Arturo R. Bullrich (G3).

Cargando el peso máximo de 60 kilos, nada le será fácil a Ideocrática, que se cruzará, entre otras, con Pallars (Easing Along, 58 1/2) (foto), una especialista en el trazado interno de Palermo y sobre el que se impuso en los clásicos Asociación de Propietarios de Caballos de Carrera (G3) y Kasteel.

Roce del importante el que suman Ilde (Suggestive Boy, 57 1/2), Yumara Chica (Cityscape, 57) y Asturiola (Angiolo, 59), mientras que se recomienda no olvidar las presencias de Doña Zas (Freud, 59) y de Sonnet (Greenspring, 57), las dos con todas las ganas del mundo de recuperarse.

Similar es el panorama en el Dart Board, justamente, el padre de Laguna Blanca. Después de mantenerse invicta al cabo de sus tres primeras salidas, Glory Scape (Cityscape, 58) cedió esa condición en el Clásico Omnium (L) de San Isidro, escoltando desde 3 cuerpos a Alla Tua Salute (Pure Prize) y ahora vuelve al ruedo con ganas de volver a hacer ruido.

La misión es complicada. No hace mucho Royal Vision (Pollard’s Vision, 59) pintó para referente de la media distancia, siendo imbatible en sus primeras 5 apariciones al cabo de una cosecha que incluyó el Handicap Juvencia y el Clásico Ricardo P. Sauze (G3). Luego patinó en el Orbit (L) para dar señales de recuperación al finalizar tercera en el Carlos Tomkinson (G2). Sus tabuladas evitan mayores comentarios.

Andai (Angiolo) llevará el topweight de 60 kilos y cuando dijo adiós estaba corriendo bárbaro, mientras que para Framea (Cafrune, 59) el césped de Palermo siempre trajo gestiones de valor. Titular de grado, Muy Tímida (City Banker) estrena colores con la mira en volver a ser, mientras que Kambara (Orpen, 57 1/2) es otra que supo trascender en el plano gradual y que ahora aspira a tener una recuperación.