La hija de Le Blues va liviana en el Clásico Aníbal Etchart, y viene de correr fenómeno…

Tiempo de carreras este viernes en el Hipódromo de San Isidro, donde se desarrollará una brevísima reunión de 10 competencias, pero con calidad en los partidores. Con pocos anotados en general para la semana, el norte destaca en su programación al Clásico Aníbal D. Etchart, para yeguas desde los 3 años bajo escala de peso por edad y con un kilómetro de recorrido sobre el césped.

El recuerdo de “Brazo Fuerte”, que nos dejó hace unos pocos meses, tiene en Carameliza a una candidata joven, en crecimiento permanente y que cargará poco peso: 53 kilos. La hija de Le Blues ganó dos condicionales antes de correr fenómeno ante La Mome (Hurricane Cat) en el Clásico Potri Pe, escoltándola desde apenas ña cabeza.

En esa misma prueba, a 1 1/4 cuerpo de la ganadora fue cuarta la mucho más experimentada Princesa Lake (Anjiz Lake, 58 1/2), titular gradual y clásica al por mayor y que a sus seis años está queriendo volver a un nivel altamente competitivo. Ahora tiene una linda oportunidad para seguir por esa senda.

My Dear Dream(Unbridle’s Dream) fue destinataria del lastre máximo de 60 kilos y viene de vencer por 4 cuerpos a Subyugante (Manipulator) en el Especial La Feona sobre la arena platense. De regreso al césped, siempre es un nombre al que prestarle atención.

No corrió nada en el Clásico Venezuela (G2) Madonna Key (Key Deputy), que antes había logrado 3 éxitos en 4 salidas, y ahora va por la revancha, mientras que Mascota Virtual (Sidney’s Candy, 56 1/2) será bravísima si rinde al máximo de su potencial.