En el G3 que recuerda en Tampa Bay Downs, Estados Unidos, al excelente corredor argentino, se dio un combo nacional de nombres gigantes con la yegua Walkathon

Hablar de Bayakoa (Consultant’s Bid) siempre trae recuerdos inolvidables. Para muchos la mejor yegua argentina de todos los tiempos, se consagró en el turf más competitivo del mundo hace más de 30 años, pero todavía hoy su nombre sigue haciendo ruido.

Por eso, cada vez que su nombre aparece en el pedigree de algún ejemplar destacdo por estos días, resulta un excelente motivo para alegrarse, recordarla y seguir sintiendo el mismo orgullo de siempre por ella. 

Esta vez se dio algo bastante particular con el resultado que tuvo el sábado último en Tampa Bay Downs, Florida, el Endeavour Stakes (G3-1700 m, césped, US$ 150.000 dólares en premios), donde se impuso Walkathon, bisnieta por la parte baja de su pedigree de la crack criada por el Haras Principal, y nieta por la sección alta de Candy Ride (Ride the Rails), otro de los grandes íconos nacionales de nuestro turf en el mundo.

Con los colores del Whitham Thoroughbreds LLC, los mismos que portó Bayakoa durante su campaña, Walkathon superó por 1 1/2 cuerpo a Be My Sunshine (Frosted), conducida por el español Antonio Gallardo y bajo la preparación de Ian Wilkes.

La heroína del Endeavour, que, como para darle otro toque argentino, es tributo del notable hijo de British Empire criado por El Pelado y que realizó gran campaña, tiene por madre a Walkabout (Stroll), que supo vencer en el Matron Stakes (G3) y es hermana materna de Fort Larned (E Dubai), triunfador en el Breeders’ Cup Classic (G1), en el Whitney Handicap (G1) y en el Stephen Foster Handicap (G1), y de las placé clásicas Izarra (Distorted Humor) y Moonport (Cape Canaveral).

Bayakoa, que apenas tuvo un puñado de crías antes de morir muy joven, es abuela de Affluent (Strawberry Road), que supo vencer en el Queen Elizabeth II Challenge Cup Stakes (G1), en el John C. Mabee Handicap (G1), en el La Brea Stakes (G1) y en el Santa Monica Handicap (G1), que luego produjo al clásico Magic Hour (Awesome Again).

Una bisnieta de Bayakoa en un hijo de Candy Ride ganó el Endeavour Stakes, en una combinación albiceleste muy curiosa y que no hace más que recordarnos a todo lo grande, enormemente generoso que es el turf argentino como cantera de grandes campeones del turf mundial. A los resultados habrá que remitirse…