Pablo Carrizo, Carlos Pérez Gullo (foto), Brian Enrique, Juan Cruz Rivarola y José Espinoza cayeron en la novena carrera

Por un momento el tiempo se detuvo, los corazones se paralizaron y una de las peores imágenes posibles dentro del hermoso deporte de las carreras de caballos hizo su irrupción, con frialdad, crueldad, de la mano del peor de los temores: la tragedia.  Faltaban 700 metros para el disco de la novena carrera del miércoles en el Hipódromo de San Isidro, para todo caballo de 5 y 6 años perdedor sobre 2000 metros y en la arena, cuando Dulce Freud (Freud), que corría segunda, se lesionó, no pudo sostenerse pese a poner todo el empeño, se fue al piso y provocó una múltiple rodada que tuvo 5 ejemplares y otros tantos jinetes como lamentables protagonistas.

Pablo Carrizo iba en las riendas de aquella, destrás de la cual fueron cayendo José Espinoza con El Luracatao (Fhurther), Poliarquía (Freud) con Carlos Pérez Gullo, Rojo Ted (Star In You) con Juan Cruz Rivarola y Festival In Rio (Heliostatic) con Brian Enrique. La posición de Dulce Freud, peleando la delantera y por un segundo andarivel fue determinante para que la caída en cadena se desatara, pues fue imposible para el resto ir esquivando las esquirlas.

El primer parte elaborado por las autodidades tras el informe inicial indicó que Pérez Gullo sufrió traumatismo en su rodilla derecha y columna lumbar, mientras que Carrizo también se golpeó la rodilla derecha. Rivarola y Enrique presentaron politraumatismos, y José Espinoza se llevó la peor parte con un traumatismo encéfalo craneano con pérdida de conocimiento y que fue recuperando paulatinamente.

Ya más entrada la noche, el Hipódromo de San Isidro emitió un segundo informe, con la buena noticia en medio de la imagen no querida fue que, luego de ser trasladados al Sanatorio de la Trinidad de San Isidro Pérez Gullo, Carrizo, Rivarola y Enrique fueron dados de alta, mientras que José Espinoza recuperó el conocimiento, evoluciona favorablemente y es el único de los jockeys que permanece internado en aquella clínica.

La última rodada masiva en el norte había ocurrido en mayo de 2019, cuando se accidentaron el brasileño Jorge Ricardo, el uruguayo Pablo Falero, Martín La Palma y, como ahora, Brian Enrique. Aquella vez las lesiones fueron bastante más graves, sobre todo en el caso de este último.

Fue un momento feo, impactante, difícil, pero el destino fue generoso y, a la vista de lo espectacular de la rodada, habrá que dibujar una sonrisa por el saldo.