Los dos caballos argentinos terminaron últimos en sus actuaciones del sábado en Gulfstream Park, el primero en una condicional y el restante en el Ghostzapper Stakes (G3)

HALLANDALE BEACH, Florida (Especial para Turf Diario).- No podía haber sido peor el resultado para King Slew y Nixon Joy, los dos caballos argentinos del Stud San José de Ecuador que compitieron durante la formidable tarde de carreras que se vivió este sábado en Gulfstream Park.

El primero, que había debutado aquí una semana antes con una accidentada labor -casi lo hace rodar un rival cuando parecía iba a definir-, cerró la marcha a 73 1/4 cuerpos de Eye of a Jedi (Eye of the Leopard) (foto) en el Ghostzapper Stakes (G3), disputado sobre 1800 metros y en la arena y con 100.000 dólares en premios.

Siempre último, el alazán que fue distanciado del último Classic (G1) de las Estrellas tras dar positivo, sólo pudo avanzar un lugar cuando Violent City (Violence) quedó fuera de carrera para terminar siendo desmontado en la pista, en una labor tan pero tan mala que habrá que aguardar el parte veterinario, por si algún problema físico lo limitó.

En el turno siguiente, dentro de un allowance optional claming de 62.500 dólares con US$ 53.000 en premios y que se desarrolló sobre 1600 metros en el césped, suerte similar corrió Nixon Joy (Fortify), que sólo estuvo en pantalla en la largada, ya que después siempre se movió desconectado del grupo hasta cerrar la marcha a 25 3/4 cuerpos del favorito Sayyaaf (Sepoy), luego reclamado.

Nixon Joy, que nunca antes había competido sobre el césped, tuvo una buena campaña en Argentina, ganando debutando, luego siendo descalificado en el Estrellas Juvenile (G1) al dar positivo tras escoltar a Seteado Joy (Fortify), y despidiéndose con un cercano tercer lugar en el Gran Premio Polla de Potrillos (G1) que tuvo como vencedor a Top One City (Cityscape).

Ambos a cargo de Luis Duco y con Miguel Angel Vasquez en sus riendas, tanto King Slew cuanto Nixon Joy rindieron bastante por debajo de lo esperado, sin otro camino a futuro de guardar esperanza por sus respectivas recuperaciones.