La Dirección General de Casinos, las gremiales y asociaciones y Maroñas se unen por un pronto regreso de la actividad

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Como cuando la pandemia era una novedad, allá por abril, el turf aquí vuelve a trabajar en equipo para que el nuevo corte de la actividad por el alza en los casos de Covid-19 no se extienda más allá del 10 de enero, cuando vence lo dictaminado por el Presidente Luis Lacalle Pou con respecto a la prohibición en la realización de espectáculos deportivos y que obligó al cierre de los hipódromos, incluso a postergar la gran fiesta del 6 de enero con el Gran Premio José Pedro Ramírez (G1) para, en principio, el 17 del mes próximo.

Según informó el Diario El País, la Dirección General de Casinos y autoridades gubernamentales, en conjunto con las gremiales y asociaciones hípicas y el Hipódromo Nacional de Maroñas – Codere, comenzaron a trabajar juntos para plantear el reinicio, de la mano de los mismos y exitosos protocolos que se vienen utilizando desde el 16 de mayo último.

La idea es que el Gobierno entienda la importancia de la actividad hípica y que con el corte de las carreras se perjudica a una inmensa masa de trabajadores, por lo que se espera después del 10 se permita el regreso. Si se cumple, Las Piedras volverá el 14 de enero con las Pollas, para luego Maroñas correr el viernes 15 y el sábado 16, quedando para el domingo 17 la fecha elegida para resolver la serie internacional del Ramírez. La unión hace la fuerza, dicen; y allí radica la gran esperanza del turf uruguayo.