Por primera vez en 2020 se superó el billón de dólares en jugadas en el norte, una suba cercana al 17 por ciento comparado con el mismo mes de 2019

El mes de julio fue récord en materia de juego hípico para los Estados Unidos esta temporada, según se desprende de una nota publicada por el prestigioso Thoroughbred Daily News. El total de las apuestas durante ese mes vio un aumento sustancial del 16,63 por ciento en relación a lo obtenido durante el mismo período en 2019, con actividad plena. Los 1.098.728 millones de dólares que pasaron por ventanilla significan el primer mes en 2020 en que se supera el billón de dólares, y además una muestra de que los efectos del coronavirus no son a largo plazo tan negativos para la industria como se pensaba en un primer momento.

Antes de que se terminaran las estadísticas ya había señales de que julio arrojaría señales positivas, pues el día del Haskell Stakes (G1) en Monmouth Park la recaudación fue superior a los US$ 20 millones, lo máximo que ese hipódromo ha llegado a jugar, dejando de lado la Breeders’ Cup. La New York Racing Association (NYRA), en tanto, había reportado que las apuestas en Saratoga durante la primera semana del mitin treparon un 9,4 por ciento.

Según explica Bill Finley en su artículo para TDN, el balance de julio fue bienvenido luego de que las apuestas hubieran bajado un 22 por ciento promedio durante marzo, abril y mayo producto de la pandemia, con una caída máxima del 30,16 por ciento en mayo, cuando generalmente se resuelven el Kentucky Derby (G1) y el Preakness Stakes (G1), que en 2020 fueron pospuestas.

En buena parte gracias al último balance, el juego en los Estados Unidos en el año cae solamente 6,96 por ciento, y hay ilusiones de que al final de la temporada las cifras se conviertan en positivas.

Por supuesto, resulta inevitable hacer hincapié en el peso específico que significa el juego online y las diversas plataformas que allí utilizan los hipódromos. Cabe recordar que, salvo excepciones, durante todo ese período el público no pudo hacerse presente en las tribunas. El dato se suma al que se publicó ayer en Turf Diario sobre cómo el Jockey Club Brasileiro y el Hipódromo da Gávea están sacando réditos casi instantáneos de haber accedido al juego virtual, que es ahora el gran objetivo en la Argentina para poder pensar la hípica con un crecimiento acorde.

En el informe se menciona además que el número de carreras disputadas en julio fue de 3290, 12,35 por ciento menos que en 2019, con 484 por día (-17,77 %). Sin embargo, las jugadas sobre esas mismas competencias fueron fuertes, ya que estuvieron en el orden de los 2.761.165 dólares por día de promedio, un impactante aumento del 41,83 %. Sobre el número de participantes en cada prueba, registró un alza hasta los 7,97, comparado con los 7,4 de hace doce meses. 

El único indicador negativo en el análisis llega con los premios, pues por total se entregaron 90.224.084 en julio, abajo un 12,69 en comparación con el mismo período de 2019. Sin embargo, el promedio de premios por día sí subió, en un 6,17 por ciento. En lo que al año respecta, los premios están por debajo en 233 millones de dólares, un 35,99 por ciento.