La potranca se impuso con muchísima facilidad en el Premio Sassagoula Springs, y el potrillo luchó pero alcanzó el objetivo; puntos para los freshman sires John F Kennedy y Univisión

Otra vez las apuestas fueron más que interesantes para una reunión en la semana. Durante el miércoles del Hipódromo de San Isidro pasaron por ventanillas 22.938.997 pesos con 14 carreras, ratificando las cifras que venían dándose en las jornadas anteriores en el norte y abriendo la expectativa para cuando llegue el momento del comienzo del juego online, más allá del ridículo 10 por ciento de recargo que seguramente tendrán en beneficio de las agencias.

En la pista, como casi siempre, no sobró la calidad, aunque, al margen del siempre interesante Clásico Propietarios (L), hubo dos competencias para tres años perdedores en el plano de la categoría alternativa y que se resolvieron sobre 1400 metros en la arena.

En la primera de esas competencias, el Premio Ultra Urbano, fue debut y triunfo para Moon Vision, que, de paso, le hizo tener el mejor de los comienzos como padrillo en los máximos a Univisión (Vision and Verse). Conducido por Ramiro Barrueco y al cuidado de Roberto Gutiérrez, el outsider nunca vino demasiado lejos, pasó al frente por los 400 metros y arriba respondió guapeando para vencer por medio cuerpo y pescuezo a Valioso Int (Aspire) y Baculum (Portal del Alto), tras 1m24s3/100. Reservado del haras pampeano Luna Nueva, Moon Vision es una de las 6 crías que forman parte de la camada inicial de Univisión.

Un rato más tarde, en tanto, todo fue bastante más holgado gracias a la interesante gestión de Valid Reason (foto), que también se inició con el mejor de los sucesos encabezando el 1-2 del entrenador Gustavo Scarpello, pues batió por 9 cuerpos a Marcala (Master of Hounds). Siempre fácil, la defensora de la caballeriza Guidito y que llevó a Juan Noriega en sus riendas, dio un show en el derecho, cerrando todo tras 1m23s92/100. Si bien no fue una carrera exigente, la zaina hizo todo muy sencillo, aportando un nuevo punto al padrillo de primera generación John F Kennedy -presta servicio en Abolengo-, que ahora tiene 3 hijos ganadores.