El caballo argentino quedó tercero a 1 cuerpo de Focus Group y alimenta las ilusiones para una temporada que recién comienza

HALLANDALE BEACH, Florida (Especial para Turf Diario).- Cierto es que la legión argentina en los Estados Unidos perdió para esta temporada algunas figuras de enorme peso como Hi Happy (Pure Prize) o Dona Bruja (Storm Embrujado). Tanto como que a disposición quedaron varios grandes caballos como para soñar con muchos más discos de los importantes.

En el equipo de vanguardia está Village King, que en el sábado espectacular de Gulfstream Park estuvo muy cerca de quedarse con la victoria en el Pan American Stakes (G2-2400 m, césped, US$ 250.000), llegando tercero a sólo hocico y un cuerpo de Focus Group (Kitten’s Joy) y Melmich (Wilko).

Estupenda fue la gestión del caballo de Carlos Felice y que es preparado por Todd Pletcher. Líder desde la salida, con John Velazquez en sus riendas graduando a la perfección el ritmo, quizás habría logrado el objetivo si el francés Canessar (Kendargent) no hubiera acelerado tanto en la curva, obligándolo al hijo de Campanologist a quemar energías preciosas temprano en el derecho.

Pese al esfuerzo, Village King siguió luchando y sólo se entregó en la cuadra final, en valiente entrega. Incluso, debió haber sido segundo, pues Melmich molestó con su atropellada a Canessar (que fue cuarto), debiendo haber sido distanciado, beneficiando al argentino. Sin embargo, los comisarios no dieron lugar al pedido.

Village King no consiguió repetir la victoria que hace doce meses había alcanzado su compatriota Hi Happy en esta misma competencia, pero dejó en claro que tiene muchísimo más por dar en las carreras de la larga sobre césped en los Estados Unidos. Ya más hecho, con experiencia, “americanizado”, el zaino que ganó el Gran Premio Jockey Club (G1) en San Isidro, parece listo como para festejar grande pronto.