La hija de Remote atropelló por dentro en la recta desde la última colocación para derrotar por 2 cuerpos a Delicada Bomb

Aquello de los últimos serán los primeros cobró vigencia en el miércoles del Hipódromo de San Isidro, con la 6 años Very Rimout (57 kg.) aprovechando al máximo el desarrollo veloz para reencontrarse con su mejor nivel y prevalecer cómodamente en el Handicap Whipper In (1200 m, arena normal), la mejor carrera dentro de una jornada de bajísimo nivel técnico.

Se advertía desde la previa que la presencia de varias yeguas con vocación de punteras podrían beneficiar a las que prefirieran venir de atrás, y fue finalmente lo que sucedió, con la hija de Remote pasando de la zaga a la cabeza del lote en el derecho.

Iván Monasterolo leyó a la perfección lo que sucedía en las riendas de la pupila de Héctor S. Rodríguez, dejando que My Dear Scat (Knockout, 53) saliera a marcar el ritmo presionada de cerca por la favorita Blue Cave (Violence, 58), en un grupo homogéneo.

Sólo Very Rimout estaba separada de las demás, pero pisó la recta, encaró por los palos, encontró el callejón y por los 250 metros superó a Blue Cave, que al dejar la curva había pasado al frente para dominar. De allí en adelante todo fue sencillo para la vencedora, que cruzó la meta con 2 cuerpo de ventaja sobre Delicada Bomb (Hit It a Bomb, 57), que remató fuerte para dejar tercera a Blue Cave, a 1 1/2 largo más, todo tras muy competitivos 1m10s54/100.

Criada por el Haras Firmamento y defendiendo los intereses de la caballeriza Ka-To-Ja-Si, Very Rimout llegó al sexto festejo de su campaña después de 37 salidas a pista, totalizando en premios 7.289.000 pesos y contando ahora 2 de aquellos triunfos por encima del nivel común, ya que allá por octubre se había llevado el Handicap Star and Stripes, en los 1400 metros de Palermo.