El hijo de Daniel Boone, inactivo desde el Anchorena, es candidato para el Handicap Equal Stripes, ante Safety Honour y Epityrum

El Handicap Equal Stripes (1800 m, arena), la primera de las dos pruebas por encima del nivel común que se resolverán este miércoles en el Hipódromo de San Isidro, tiene todos los condimentos de un clásico. Para caballos desde los 3 años, reunió una nómina de confirmados relevante, con promesa grande de espectáculo.

Inactivo desde que falló en el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1), vuelve al ruedo Vespaciano (Daniel Boone), que llevará el peso máximo de 60 1/2 kilos. Titular del Gran Premio 2000 Guineas (G1) de 2021, el crédito de Las Monjitas llegaba al intenacional de diciembre tras escoltar a Nanda Dea (Fortify) en el Gran Premio San Isidro (G1), actuación que sirve de referencia para postularlo al tope.

Entonado por una actualidad fuerte, desde el 1 y con Francisco Leandro en sus riendas arrancará Safety Honour (Safety Check, 58 1/2), que volvió con un gran triunfo condicional y luego se llevó con muchísima solvencia en Palermo el Handicap Good Time.

Las 2000 Guineas de 2023 tuvieron como héroe a Epityrum (Portal del Alto, 56 1/2), que sigue buscando reencontrarse con aquella forma y apuesta a su juventud para conseguirlo en este trance bien dificil.

Otro de los 3 años buenos es Jungle Jack (Hi Happy, 55 1/2), que no corre desde que en octubre se llevó el Clásico Jockey Club de la Provincia de Buenos Aires (G2), en La Plata, cuando dejó tercero a He’s a Rockstar (Endorsement, 54 1/2), otro de los que estará en los partidiores, y que luego llegó segundo en el Clásico Provincia de Buenos Aires (G2) para despedirse fracasando en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1).

Por abajo de todo saldrá Don Taimado (Il Campione, 53), otro potrillo, y no hay que olvidar a la yegua Game Winner (Curlinello, 56), con roce del bueno…