La jockey brasileña será una de las protagonistas este viernes del International Jockey Challenge en el arranque del mitín de la Saudi Cup, en Arabia Saudita

Por Diego H. Mitagstein (Enviado especial de Turf Diario a Riyadh, Arabia Saudita)

RIYADH, Arabia Saudita.- Está feliz y a cada paso luce su sonrisa contagiosa. Victoria Mota está en Disney y disfruta una de las experiencias más emocionantes de su vida profesional como una de las participantes del International Jockey Challenge, el evento que es máxima atracción este viernes en la apertura del festival de la Saudi Cup en el King Abdulaziz Racecourse de esta ciudad.

Hija de Alex, jinete talentoso si los hubo, esta brasileña de sólo 25 años está lista para saltar a la pista en compañía de estrellas de la fusta como el británico Ryan Moore, el austrliano Damien Oliver o el panameño Luis Sáez, haciendo equipo con otras mujeres que desandan con éxito un mundo hasta hace muy poco dominado casi por completo por los hombres, como Saffie Osborne.

Llegada apenas unas horas antes, Victoria le regaló algunos minutos de su estadía al cronista para compartir sus sensaciones a las puertas de uno de los momentos más trascendentes de su trayectoria.”Estoy muy feliz por esta oportunidad excelente. Todos están siendo muy gentiles y dándome un caluroso cariño. Sin dudas es una gran alegría todo lo que me está pasando”, cuenta como primera reflexión, siempre con el  buen humor como bandera.

Se le pregunta por sus  antecedentes y su historia, y contesta en portugués, disculpándose porque dice que su español no se entiende: “Comencé a montar en 2016, con Odir Jorge Dios, mi abuelo, y mis padres como grandes incentivadores para que tomara esta profesión. Actualmente tengo 258 triunfos y fue criada dentro del turf, en el Jockey Club Brasileiro, entonces me resultó fácil comenzar. Después no fue todo tan sencillo, pero ese inicio no costó”.

Ser mujer y jockey no es fácil. Se puede llegar, pero las oportunidades a veces no aparecen. En el caso de Brasil, en los últimos años las mayores referencias fueron la ya retirada Josiane Gulart y Jeane Alves, y sobre el tema Mota cuenta: “En mi país hoy somos sólo 3 mujeres corriendo. En Río de Janeiro sólo estoy yo, en San Pablo lo hace Jeane Alves, que estuvo aquí en este mismo torneo hace 1 año, y hay otra chica montando en el sur. Allí es bastante complicado para las mujeres destacarse y poder ser consideradas”.

Después de la propia Jeane Alves y de las argentinas Andrea Marinhas y María Giuliano Campi, Victoria Mota será la cuarta mujer sudamericana en animar el Internationla Jockey Challenge y sobre esta experiencia reflexiona: “Es diferente lo que me va a pasar ahora montando con muchas chicas, en una situación que sólo viví cuanod me tocó animar otros campeonatos. Pero esta vez con tantas va a ser una linda experiencia”.

Como referencia, Mota fue segunda en el Lady Jockeys’ Thoroughbred World Championship que se desarrolló en 2018 en Suecia.

Acerca de sus posibilidades y expectativas, confiesa: “Sólo pude estudiar a uno de los 4 caballos que monto, pero no importa porque vengo sin expectativas, para divertirme y aprovechar la oportunidad de participar y mostrarme, sin pensar mucho en grandes resultados. Intentaré hacer lo mejor de mi parte y espero así sea. Estoy muy tranquila, siempre lo fui, y lo heredé de mi padre, la frialdar. Va a andar todo bien, todo tranquilo y no me pone nerviosa saber que voy a compartir pista con tantos grandes jockeys, Quiero pasarla bien”.

Victoria Mota está viviendo un sueño, y lo disfruta como tal. Aunque para ella no sea un tema, ojalá los resultados la acompañen.