La mejor 2 años de 2019 en Argentina se presentará ante 9 adversarias en el Shine Again Stakes (L); será su segunda salida en los Estados Unidos

El próximo viernes en los Estados Unidos, arrancará uno de los mitines hípicos más esperados y selectos. Comienza la acción en Saratoga, allí, al norte de New York y dándole a la temporada de verano ese “charme” particular. Allí el turf no conoció el surf, pero si supo de grandes momentos del deporte; de mojones imborrables que lo convirtieron con el paso de los años en una de las pistas Clase A. No es Royal Ascot, pero muchos entrenadores y propietarios aguardan su apertura para enviar a sus mejores caballos. Ganar en Saratoga es distinto, diferente, un objetivo. 

En el inicio de un nuevo período de competencias allí, habrá una yegua argentina buscando darle a su sueño americano la primera alegría. Se trata de Joy Epífora, la mejor 2 años de 2019 en San Isidro y Palermo -aunque todavía sin corona…-, que después de su meritorio debut de hace algunas semanas en Churchill Downs llegando segunda enfrenta ahora un desafío algo más duro en el Shine Again Stakes (L), pautado sobre 1400 metros de arena, para yeguas desde los 4 años con algunas restricciones y una bolsa de premios de 85.000 dólares.

Con el 6 de largada entre 10 confirmadas y José Ortíz en sus riendas, la alazana que Ignacio Correas (h.) prepara para Silvestre Blousson y su Stud-Haras La Nora siguió en gran forma y llega a su nuevo compromiso con expectativas.

Joy Epífora cargará el cotopweight de 124 libras, y entregará entre 4 y 6 a sus rivales, un dato nada menor, pero como doble ganadora de G1 también es una situación lógica. La elección de la distancia tampoco es antojadiza, la idea es que se afirme, para luego sí empezar a transitar hacia la milla y los 1800 metros, los tiros donde generalmente aparecen las carreras más importantes.

Como se dijo, la hija de Fortify y Stormy Epístola (Bernstein) fue escolta en su estreno local a 2 1/2 cuerpos de Lady Kate (Bernardini), sobre cancha pesada y en la milla, en performance ciento por ciento alentadora. Aquella tarde fue el irlandés Declan Cannon su jinete.

Como todo clásico en Saratoga, el Shine Again luce con un lance durísimo, con varias presencias complicadas. Por ejemplo, será la ocasión para la vuelta al ruedo de Positive Spirit (Pioneerof the Nile), ganadora del Demoiselle Stakes (G2), segunda en el Gazelle (G2) y que salió de escena tras ser desmontada en el Longines Kentucky Oaks (G1).

También correrá Indian Pride (Proud Citizen), al cuidado de Chad Brown y que muestra récord de 2 en 3 y con su única derrota en el Lexus Raven Run Stakes (G2) de Keeneland, en el que culminó tercera. Ya se sacó de encima la reprise, al igual que Risky Mandate (Strong Mandate), tercera hace casi 12 meses en el Prioress Stakes (G2), aquí, y que acaba de escoltar desde 1 cuerpo a Unique Factor (The Factor) en Churchill Downs, como gran favorita.

Con victorias en su cuenta como las conseguidas en el Comely Stakes (G3) o en el Royal Delta Stakes (G3), Blamed (Blame) cargará el peso máximo de 124 libras junto con Joy Epífora, aportando como más cercana labor un cuarto lugar en el Ogden Phipps Stakes (G1) de Belmont Park.

Estilo Femenino (Midnight Lute), Bella Ciao (Flatter), Honor Way (Caleb’s Posse) y Slimey (Quality Road) saben transitar el camino clásico intermedio con buenos resultados, mientras que en el caso de Please Flatter Me (Munnings), gustó su reciente vuelta a la acción después de varios meses, y ahora puede aprovechar su experiencia en el plano gradual.