Después de una formidable campaña, el hijo de Campanologist fue la gran figura durante la entrega de los premios Carlos Pellegrini

Por Diego H. Mitagstein

Village King fue consagrado en la noche del martes como Caballo del Año de la temporada 2021 en Argentina durante una nueva entrega de las Distinciones Carlos Pellegrini, que tuvieron como escenario el cuarto piso de la Tribuna Oficial del Hipódromo de San Isidro, bajo formato presencia, aunque con cupos de asistencia limitados.

El fantástico hijo de Campanologist decoró así con el premio máximo una campaña formidable y que vivió el año último su pico de rendimiento, ganando las tres carreras más importantes que se disputan en la grama norteña en la distancia para los caballos mayores: los grandes premios Miguel A. Martínez de Hoz (G1), 25 de Mayo (G1) y Carlos Pellegrini (G1). En la terna también aparecían el potrillo Irwin y el millero Zillion Stars.

La cosecha fue formidable para el zaino que ahora será padrillo en el Haras Chenaut, que además se quedó con las estatuillas de Campeón Caballo Adulto y Campeón Fondista, y posibilitó que Villard (Pleasant Tap) fuera elegida como Madre del Año, en una de las dos grandes injusticias de la noche, pues ese reconocimiento debió haber sido, sin duda alguna, para Etoile Blanc (Nedawi), que produjo a Zillion Stars y Zodiacal, ambos por Cityscape y ganadordes de los grandes premios Joaquín S. de Anchorena (G1) y Jockey Club (G1), respectivamente, en una muestra más de la irresponsabilidad de algunos votos.

Entre los potrillos, se hizo la fija del papeano Fiel Amigo (Violence) como Campeón 2 Años Macho, y hubo empate entre Carta Embrujada (Storm Embrujado) y Lindalevesolta (Super Saver) por la estatuilla de Campeón 2 Años Hembra.

Irwin (Seek Again) fue el indiscutido Campeón 3 Años Macho, después de ganar la Polla de Potrillos (G1) y el Nacional (G1); en tanto, fue Didia (Orpen) la que se llevó el título de Campeón 3 Años Hembra, por encima de Carta Embrujada, ni más ni menos que la ganadora de los grandes premios Polla de Potrancas (G1) y Selección (G1), las dos competencias más importantes para la división en el primer semestre. ¡Increíble! Otro gran ganador esperado fue Luthier Blues (Le Blues) como Campeón Velocistas después de llevarse los grandes premios Maipú (G1) y Félix de Alzaga Unzué (G1), y Didia, heroína en el Acebal (G1) y la Copa de Plata (G1), se llevó además el premio como Yegua del Año. Por su parte, Blue Stripe (Equal Stripes) fue Campeón Yegua Adulta, y Zillion Stars Campeón Millero.

El joven Juan Franco Salvidia fue el destinatario del Pellegrini como Entrenador del Año, que desde el escenario compartió merecidamente con Roberto Pellegatta; Francisco Leandro fue por quinta vez -cuarta consecutiva- Jockey del Año y Rodrigo Bascuñán Aprendiz del Año.

Juan Carlos Bagó y el Haras Firmamento recibieron una vez más en doblete las estatuillas como Criador del Año y Caballeriza del Año. La divisa de la gaviota ya había sido elegida 18 veces en el primero de esos rubros, y fue la sexta ocasión en que sobresale en el segundo de ellos. Por su parte, Equal Stripes (Candy Stripes) se llevó por tercera ocasión el premio como Padrillo del Año, con el estupendo Orpen (Lure) repitiendo en el rubro Abuelo Materno del Año el galardón conseguido en 2020.

Pasó una nueva edición de las Distinciones Carlos Pellegrini y Village King fue el merecedor de todos los aplausos, merecido por todo concepto para el corazón de un caballo que rompió todos los moldes.