En su primera actuación sobre el césped de Palermo, y llegando desde las condicionales, batió por 1 cuerpo a Reina Casada, en un 1-2 para las potrancas por sobre las mayores

Fue dominio de las potrancas en el Clásico República Oriental del Uruguay (G3-1400 m, césped), una de las dos pruebas por encima del nivel común que se resolvieron este sábado en el Hipódromo Argentino de Palermo, por suerte para el turf, sin tener que competir con un partido de Argentina por el Mundial de Qatar.

En un final cerrado, Violeta M encontró el escenario ideal para dar el paso desde las condicionales y superó por 1 cuerpo a Reina Casada (Long Island Sound), dejando a otro par de largos a la favorita Whisky Chaser (Orpen), que le dio 5 1/2 kilos de ventaja a sus dos adversarias dada la escala de peso por edad de la prueba.

Imparable está la hija de John F Kennedy, que venía de vencer en 3 condicionales seguidas sobre el césped del Hipódromo de San Isidro y que aquí no sintió ni el cambio de pista ni el aumento en las exigencias, con su ingreso al plano gradual.

La zaina preparada por Carlos D. Etchechoury tuvo un socio perfecto en el jockey Brian Enrique, en modo “picante” al cabo de toda la fecha, volviendo a casa con 5 triunfos bajo el brazo, en una ratificación del excelente nivel que mostró a lo largo de un 2023 que será inolvidable para él.

Largó bárbaro Violeta M, que persiguió junto con Reina Casada el paso de la puntera Cool Berry (Grand Reward), que siempre corrió con ventajas. Enrique pudo serenar a su potranca en la curva y quedó abierta y libre cuando llegó la recta, en una posición ideal para atropellar.

Ya frente a las tribunas disparó Cool Berry y Reina Casada fue la primera que intentó recortar diferencias. Más afuera, Enrique intentaba que Violeta M cambiara de ritmo, lo que le tomó algunos metros. Una vez que embaló, fue imparable la ganadora, pasando de largo a Reina Casada en la cuadra final, cuando esta había tomado la posta al frente unos metros antes.

Tras 1m23s58/100, la zaina resolvió una historia de la que, sorprendentemente, Saragossa City (Seek Again) y Lovely Face (In the Dark) estuvieron lejos de protagonizar, pues llegaron cuarta y quinta, respectivamente, sólo delante de una agotada Cool Berry.

Criada por la Corporación Argentina de Productores Frutihorticolas SA., Violeta M es la primera cría de Oleana (Orpen), una propia hermana de la ganadora de G2 Orpen Moon y que sigue una de las ramas más exitosas que desarrolló el Haras La Quebrada a través de la formidable Oh Sun (Solazo), que diera al campeón Oceanside (Babor) y a los G1 Octante (Babor) y Orca (Southern Halo), en la familia de la campeona Elvas (Catcher In the Rye) y de los vencedores de G1 Star Galán (Galán de Cine), Garatero (Indygo Shiner), Goleada (Senor Pete), Oh Toss (Egg Toss) y Ondina Dubai (E Dubai).

Violeta M corre para la caballeriza Chelsea, divisa que muy seguido disfruta de ejemplares de calidad, pese a contar siempre con muy pocos en entrenamiento. Su chaquetilla azul con violeta lucieron también los G1 Mecha Corta (El Corredor), Proud Ruler (Roman Ruler), Gran Estreno (Lucky Roberto) y Guitarrón (Halpern Bay), y también los clásicos Fantasioso (Strategic Prince), Qué Atorrante (Slew Gin Fizz) y All England (Stay Thirsty).

Violeta M dio el salto de calidad en el República Oriental del Uruguay porteño, donde encontró el nivel preciso para no tener que enfrentar una exigencia superlativa, y seguir sumando experiencia y victorias. Parece ser un nombre llamado a ser protagonista de la media distancia que vendrá entre las yeguas sobre pista de césped.