La hija de John F Kennedy busca repetir su triunfo de hace 12 meses en esta misma prueba y cortar una racha de 4 derrotas seguidas

Aporte importante a la excelente jornada que ofrecerá este sábado el Hipódromo de San Isidro será el Clásico General Las Heras (G3-1400 m, césped en diagonal), pautado para yeguas desde los 3 años y donde Violeta M tendrá 2 objetivos.

Por un lado, la hija de John F Kennedy buscará defender su título, tras imponerse hace 12 meses en esta misma competencia; por el otro, buscará cortar la racha de derrotas más extensa en su campaña, pues lleva 4 salidas sin visitar el recinto de los ganadores.

También titular de los clásicos  República Oriental del Uruguay (G3), Fernández Guerrico (G2) y Sibila (G2), la zaina corre un montón y siempre se encarga de dejarlo en claro. En su más fresca salida fue tercera de East of Eden (Il Campione) en el Fernández Guerrico, en la milla, pero ahora competirá en una distancia donde el ritmo de carrera puede ser lo suficientemente fuerte como para que su reconocida atropellada vuelva a rendirle frutos.

Le sobrarán rivales a la defensora del Stud Chelsea, como el caso de la ascendente Early Life (Suggestive Boy), que vuelve a probar fortuna en las 14 cuadras entonada por su fresca y espectacular conquista en el Clásico Vale Dori.

También estará la invicta Giornata (Full Mast), con la juventud de su lado y también la excelente impresión que dejó al llevarse hace unas semanas el Clásico Doria, derrotando por 3 cuerpos a la pareja Kuiper (Interaction), con la que volverá a enfrentarse ahora.

Juan Carlos y Juan Sebastián Maldotti le tienen mucha fe a Winning Wind (Endorsement), tercera en el mencionado Vale Dori cuando se estrenó con ellos y que apuesta por dar un pasito adelante, y también será interesante ver de nuevo en estas distancias a Candy and Giant (Giant’s Pleasure), dueña de un poder corredor llamativo y que no rindió lo previsto cuando bajó a la recta para animar el Handicap Con Brío.

Campeona (Hurricane Cat) puede aportar pimienta en la delantera y capaz hasta llegar intacta al disco, y tanto Elisenda (Il Campione) cuando It’s Love (Cosmic Trigger) amenazan con sorprender. Imperdible.