El hijo de True Cause se impuso de punta a punta, conducido por Eduardo Ortega Pavón

La cosecha del Stud Nuestras Hijas encontró una nueva estación en la apertura del Súper Sábado gradual de Palermo, con el potrillo Virreinado llevándose el Clásico Santiago Luro (G2-1200 m, arena), respondiendo a la línea sucesora que dejó vacante el lesionado Comidillo Key (Key Deputy), al que había escoltado hace algunas semanas en el Clásico Guillermo Kemmis (G3), en la recta.

El hijo de True Cause y Visigoda (Roy) despachó de punta a punta y por 1 1/2 cuerpoa Candidato (Sidney’s Candy), que había quedado tercero en el mencionado Kemmis, mientras el favorito For Ecuador (Orpen) ocupaba la tercera colocación, a medio largo.

Tremenda la cosecha de la chaquetilla azul, amarilla y blanca mantiene un record particular esta temporada, pues su chaquetilla defienden Chic Nistel (Van Nistelrooy), la mejor potranca de La Plata, y el propio Virreinado, que ahora encabeza el proceso selectivo en el centro.

Eduardo Ortega Pavón no perdió un segundo con el alazán, moviéndolo desde bien temprano para tomar la punta y marcar los tiempos, aprovechando las bondades de una pista que se mostró bien rápida durante toda la tarde. Candidato fue el encargado de perseguirlo desde la partida, en un desarrollo que no mostró demasiadas alternativas.

Ya en la recta, el jockey paraguayo se hamacó de lo lindo, como es su costumbre, y Virreinado le puso corazón a la historia, manteniéndose adelante pese a los esfuerzos de sus perseguidores, cruzando la meta al cabo de brillantes 1m8s74/100.

De la cría del Haras La Esperanza y con Visigoda (Roy) como madre, Virreinado devolvió generosos $ 7,65 y trepó hasta la posición más alta del incipiente ranking para los machos de 2 años en Palermo. Curioso es que el pupilo de César Zapico se encuenta anotado para correr el jueves en La Plata el Clásico Agustín B. Gambier (G3), pero, si hay lógica, dejará pasar esa cita.