Vuelve a una distancia y a una categoría más acorde a sus posibilidades en el Handicap Cipayo, de San Isidro

Cipayo, por Lacydon y Tsarina; crack en las pistas, inigualable en el haras. El zaino, ganador de la Polla, tendrá su tributo esta tarde en el Hipódromo de San Isidro, donde se correrá un handicap en su honor sobre 1200 metros y en la arena, para yeguas desde los 5 años, dicho sea de paso.

Son 11 las anotadas y la ocasión luce propicia como para que Vivacita se reencuentre con el protagonismo luego de probar fortuna en el terreno gradual y en la milla y sus alrededores. Ganadora del Clásico Doria, sobre la ya gradual Sinuosidad (Sebi Halo), la hija de Heliostatic cargará el peso máximo de 59 kilos, una situación que puede no comprometerla demasiado.

Al cruce le sale Inbakaralera (Intérprete, 55), que había ya dado que hablar de potranca y ahora parece haber recordado aquellos tiempos. Sin ir más lejos, viene de ceder por 2 cuerpos ante Pora Mí (Storm Surge) en el Handicap Chivalrous, en el centro.

Otra que intentará recuperarse es Andai (Angiolo, 57 1/2) (foto), la misma que en febrero último se impuso en el Clásico Omnium (L). Claro, luego no respondió en el Doria y tampoco en el Vale Dori, pero tuvo un par de meses de descanso y puede ser el momento ideal para regresar a los titulares de los medios.

Pablo Falero se apilará en Trasparenza (Orpen, 54 1/2), que viene de quedar cerca en una dura condicional, mientras que Queen’s Blade (Curlinello, 56), Signorina Forli (Tetelestai, 56) y La Sandunguera (Grand Reward, 53 1/2) están listas para aportar un número alto al totalizador.