En la mejor condicional del miércoles, el hijo de Jurabas Tu llegó a su quinto festejo; El Medallista (foto) y Traviesa Fiel, también gustaron

Como casi todos los miércoles, poco para contar en materia de condicionales dejó la jornada en el Hipódromo de San Isidro. Con mayoría de categorías alternativas, lo más trascendente lo aportaron los veteranos ganadores múltiples que animaron el Premio Semiden, disputado sobre una milla y en la arena normal.

Con varios nombres titulares clásicos en los partidores, todo quedó para el platense Vivi Jurando (Jurabas Tu y Vivire, por Sunray Spirit, Gustavo E. Scarpello), que aprovechó al máximo los livianos 50 kilos que portó para llegar a una muy sólida conquista.

Con el aprendiz Ramiro Salazar en sus riendas, el zaino atendido por Cristian Quiles y Vanessa Cortella se hizo fuerte desde la delantera para contener arriba y por 2 cuerpos la carga de Wonderful Key (Key Deputy), mientras Master Sultan (Master of Hounds) quedaba tercero a otros 4 largos y tras perseguir al vanguardista por un buen tramo. Distinto le fue al favorito Bouquet Key (Key Deputy), que apenas pudo rematar en la quinta colocación, todo al cabo dede 1m36s59/100.

Del Stud Matilda Q.C., Viví Jurando sumó así su quinto halago sobre un total de 29 performances, superando la barrera de los 7 millones de pesos en premios y confirmando que a pesar de transitar sus ya avanzados 6 años mantiene nivel y salud para seguir llevando alegrías a su gente.

También merece su lugar en el repaso el cordobés El Medallista (Qué Vida Buena y Free and Ready, por More Than Ready), reservado del Haras Don Florentino y preparado por César Peralta en el Hipódromo de San Francisco, y que mantuvo su paso ascendente quedándose con el Premio Celestial Filly (1200 m, arena), para todo caballo de 4 años ganador de 2 y en el plano de la CA. Confiado a Jorge Peralta, festejó por tercera vez en apenas 6 salidas doblegando por 4 cuerpos a Segurity Joy (Security Risk), tras excelentes 1m10s20/100.

Finalmente, misma condición y distancia, pero para yeguas desde los 4 años, tuvo el Premio Le Cornette, donde Traviesa Fiel (Qué Vida Buena y Mala Compañera, por Manipulator, FElipe Wade) le hizo honor a su nombre y encabezó una exacta cara al vencer por 2 cuerpos a Pintra (Angiolo), mientras las más cotizadas rendían por debajo de lo previsto. Martín Valle sumó otro disco en las riendas de la pupila de José C. Blanco y que defiende los colores de la caballeriza La Soñada.