La hija de Cima de Triomphe le ganó por cabeza y pescuezo a Henestrosa y Justify My Love en el Clásico Los Haras (G2)

El ranking de las yeguas fondistas es bastante inestable, ya sea en su versión sobre arena como entre las que tienen como preferencia la pista de césped. Y el Clásico Los Haras (G2-2000 m), de este viernes y sobre el verde del Hipódromo de San Isidro, ofreció otro cambio de mando, con Wild Ones retomando posiciones después de un par de actuaciones anodinas, al cabo de las que había perdido protagonismo.

La hija del generoso Cima de Triomphe ganó el Clásico Partícula (G2), sobre las 22 cuadras locales allá por principios de junio, pero después no hizo pie ante los machos en el Chacabuco (G2) de Palermo y tampoco conformó con su previo cuarto en el La Mission (G2), donde la brasileña Justify My Love (Agnes Gold) había dado el salto dejando cuarta a nuestra heroína.

Pues bien, ahora la zaina del stud Campos de Araújo se tomó revancha de la tordilla, dejándola tercera, con Henestrosa (Treasure Beach) cargando fuerte en el cierre para darle suspenso a la cuestión, con margen de cabeza y pescuezo separándolas y redondeando el 1-2 del cuidador Nicolás Martín Ferro, más allá de que ambas hayan sido presentadas por Enrique, su padre, todo tras 2m96/100.

Gabriel Bonasola fue uno de los grandes responsables en la victoria de Wild Ones, pues rápido leyó que Doña Gota (John F Kennedy) venía suave adelante, ubicando a su conducida cerquita, persiguiendo a la puntera, sin darle un metro de ventaja. Los parciales de 26s3/100 y de 50s20/100 para el primer tramo empezaron a ceder terreno a la mayor acción cuando los 1200 metros quedaron atrás en 1m12s83/100 y, al pisar la recta, comenzó el ataque.

Wild Ones mejoró y Doña Gota empezó a perder terreno, con Justify My Love insinuándose más abierta. Resistió a pie firme la ganadora, que luego casi “ni vio” que venía volando Henestrosa, para muchos, regalándola, aunque tuvo 2000 metros para cargar antes…

Cría del Haras La Leyenda de Areco y en Wild Wild Luck (Offlee Wild), esta una nieta de la campeona Luck (Kasteel), Wild Ones volvió a los primeros planos y ahora enfoca la inminente Copa de Plata (G1) con otro talante.