El hijo de City Banker intentará ahora quedarse con el Clásico Comparación, segundo paso del Campeonato Palermo de Oro, ese que lidera tras ganar el Clásico Chacabuco

El Hipódromo de Palermo será el encargado de completar un fin de semana de acción importante en la Argentina, pues la resolución de las Guineas (G1) el sábado en San Isidro, en Avenida del Libertador y Dorrego se correrá este domingo una nueva edición del tradicional Clásico Comparación (G2-2400 m, césped), dentro de una fecha compuesta por apenas 10 competencias.

Paso intermedio del Campeonato Palermo de Oro Verde, ese que terminará el mes próximo con el Gran Premio General San Martín (G1) -bajo idénticas condiciones-, le ofrece a Winter Guest la posibilidad de confirmar su liderazgo en el certámen y su dominio en el terreno interno porteño. El hijo de City Banker del Stud Tramo 20 había corrido bárbaro el Gran Premio 25 de Mayo (G1) en el Norte y se llevó con valentía el Clásico  Chacabuco (G2), hace poco más de un mes, cuando superó por medio cuerpo al mismo Pepe Joy (Fortify) con el que se enfrentará ahora.

A la silla del pupilo de Omar Labanca volverá esta vez Juan Cruz Villagra, el jockey que mejor lo conoce y que no pudo conducirlo en la apertura del Palermo de Oro Verde por otros compromisos, y la idea de todo el equipo es repetir aquél resultado, apostando, como siempre, a la atropellada del zaino.

Pepe Joy, que había arrimado en múltiples choques del proceso selectivo de 2020, dio un salto de calidad en el Chacabuco y también deberá demostrar que está para lo que siempre creyó su gente. No será el único “sobreviviente” del Chacabuco en el Comparación, pues Special Dubai (E Dubai),  Gran Peten (Peten Itza) y Candilero (Cisne Branco), tercero, cuarto y quinto, respectivamente, ese día, también darán en el presente en los partidores.

Las complicaciones para Winter Guest serán mayores ahora con rivales como Mr Globalizado (Global Hunter) y Sharkan (Treasure Beach) de por medio. Aquél  viene de una muy interesante conquista en el Clásico Cocles (L) y disfruta a pleno del fondo en el pasto, mientras que el crédito de Las Canarias viene de escoltar a Emotion Orpen (Orpen) en el Gran Premio Estrellas Classic (G1), en el enésimo arrime en el máximo plano de su generosa campaña, esa que ya merece sobradamente festejar un lauro de jerarquía.

Winery (Fire Slam), uno de los probables punteros, termina de darle forma a un grupo que entusiasma y que promete un final vibrante para una carrera que tiene una historia célebre, en otros tiempos, claro.