El hijo de Fortify ya no es más un “perdedor de lujo”, pues este lunes salió de perdedor en la milla de arena porteña

Después de la debacle en el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1) de abril último, el equipo de Storefront pisó el freno y se propuso “empezar de nuevo” con la campaña del alazán. Protagonista central del proceso selectivo de la temporada anterior, el hijo de Fortify ya no es más un “perdedor de lujo”, pues este lunes en la noche del Hipódromo Argentino de Palermo pudo, por fin, cruzar el disco adelante.

Venía de tres malas actuaciones el pupilo de Jorge Mayansky Neer, que antes de la prueba continental había fallado en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) y reprisado terminando último en el Clásico Otoño (G2). Claro, en la categoría más baja, ya cerquita de cumplir los 4 años, encontró el terreno propicio para cruzar por primera vez el disco adelante.

Fue en el Premio Carlinga donde, conducido como siempre por Wilson Moreyra, Storefront vino a la expectativa durante la mayor parte del recorrido. Ya en el derecho, intentó por dentro el favorito, pero no encontró paso; fue allí cuando su jockey decidió buscar el centro de la pista y allí sí su atropellada encontró libertad.

Con cierto esfuerzo Storefront alcanzó por los 200 metros a Maléfico y paulatinamente lo fue dominando hasta vencerlo por 2 1/2 cuerpos en buenos 1m36s55/100. A otros 3 cuerpos, Kennedy Back (John F Kennedy) completó la trifecta.

Criado en el Haras Abolengo, Storefront tiene por madre a Stormy Convicta (Bernstein), una propia hermana de la ganadora clásica Stormy Converse (Bernstein), ambas nietas de la destacadísima La Charlatana (Kasteel), que entre sus hijos, nietos y bisnietos cuenta con nombres como los de los graduales Joy Velika (Fortify), Luk Joy (Fortify), Dale Lunfa (Dalhart) y Durazzo (Fortify), que es el máximo candidato este miércoles para quedarse con el Gran Premio 25 de Mayo (G1), en el césped de San Isidro.

Durante 2021 Storefront fue segundo en el Especial Julio F. Penna para luego llegar tercero en el Gran Premio Estrellas Juvenile (G1) del campeón Fiel Amigo (Violence) y segundo del también campeón Irwin (Seek Again) en el Clásico Miguel Cané (G2) y en los grandes premios Polla de Potrillos (G1) y Nacional (G1).

Storefront ya no es perdedor y reinauguró su campaña, con mucho terreno por delante como para seguir sumando experiencia y triunfos en pos de responder nuevamente en los clásicos.