La campeona argentina dio a luz a su primera cría en Taylor Made Farm; propiedad del OXO Equine, será cubierta por Instilled Regard

Yllegó el día en que la estupenda yegua argentina Blue Prize dio a luz a su primera cría, una potranca por Into Mischief que, desde ahora, comenzará a generar ilusiones enormes de parecerse a su mamá. Propiedad del OXO Equine desde que la adquirió por 5.000.000 de dólares en las Ventas Mixtas de Noviembre en Fasig-Tipton 2019, la alazana se encuentra alojada en el Taylor Made Farm de Kentucky, donde en las próximas semanas, si todo va bien, será presentada a Instilled Regard (Arch), padrillo de primera generación y que es la gran apuesta para Larry Best y su divisa en la cabaña de la familia Taylor.

Criada por el Haras La Manija e hija de Pure Prize y la clásica Blues for Sale (Not for Sale), Blue Prize realizó una gran campaña como potranca en la Argentina antes de ser exportada hacia los Estados Unidos adquirida por el Merriebelle Stable. Ganadora en su debut a los 2 años en el Especial Juan P. Artigas de Palermo, a cargo de Jorge Mayansky Neer, fue luego segunda en el Clásico General Luis María Campos (G2) y en el Gran Premio Polla de Potrancas (G1), venciendo luego en el Gran Premio Selección (G1), lo que le permitió ser consagrada como Campeón 3 Años Hembra.

Ya en el norte, y bajo la preparación de Ignacio Correas (h.) confirmó internacionalmente todo lo bueno que había mostrado antes en casa. Por supuesto que su triunfo en el Breeders’ Cup Distaff (G1) de 2019 en Santa Anita Park fue la coronación de una campaña excepcional, pero en los Estados Unidos también ganó por dos ediciones seguidas el Juddmonte Spinster Stakes (G1) en Keeneland, el Fleur de Lis Handicap (G2), el Falls City Handicap (G2) , el Locust Groove Stakes (G3), el Top Flight Invitational Stakes (L) y el Summer Colony Stakes (G1).

En total, Blue Prize compitió en 23 oportunidades, ganando en 10 de ellas, con 8 segundos y 3 terceros, totalizando premios por 2.692.253 dólares.

Into Mischief, el padre de la primera cría de la crack argentina, ganó la estadística de reproductores en 2019 y 2020 en el norte.