La chaquetilla del Sheikh Mohammed, el cuidador Charly Appleby, el jockey William Buick y el padrillo Dubawi se lucieron al cabo de la serie en Del Mar, ganando también el Mile y el Juvenile Turf

Por Diego H. Mitagstein

DEL MAR, California (Especial para Turf Diario).- Si bien la derrota de Essential Quality (Tapit) en el Classic (G1) fue un golpazo, la Breeders’ Cup 2021 resultará inolvidable para el Sheikh Mohammed y su Godolphin. El viernes Modern Games ganaba el Juvenile Turf (G1) e iniciaba un triplete formidable, al que luego se sumaría Space Blues quedándose con el Mile (G1) y que se cerraría con la atropellada descomunal de Yibir para estampar su nombre como el ganador del Longines Breeders’ Cup Turf (G1-2400 m, césped, US$ 4.000.000), la segunda carrera en importancia dentro del maravilloso festival hípico estadounidense.

Todos hijos de un padrillo de otro planeta como Dubawi, atendidos por Charlie Appleby y con la conducción del talentoso William Buick, no hicieron más que cerrar un año en el que la chaquetilla azul real fue gran protagonista en diferentes partes del planeta, y a la que sólo le faltó quedarse con el Kentucky Derby (G1) para poder tildarlo de perfecto.

Yibir coronó en el Turf una campaña que fue de menor a mayor, que lo había visto comenzar a mostrar las uñas venciendo en el Bahrain Trophy (G3) de Newmarket, luego en el Great Voltigeur Stakes (G2) sobre el césped de York y, por último, debutando en el norte, en el Jockey Club Derby Invitational de Belmont Park. Un dato: por su condición de castrado no pudo correr el St. Leger (G1).

En la paciencia estuvo la clave para el alazán, que corrió lejos casi todo el tiro y sólo empezó a acelerar cuando transcurría el codo final, después de que el francés Thibhuvan (Toronado) hiciera la punta con parciales acelerados y perseguido por Acclimate (Acclamation). Ya en la recta, se pararon los de adelante, dominó Broome (Australia) e ilusionó, pero cuando Buick embaló abierto a Yibir ya todo estaba terminado. Con una velocidad asombrosa pasó de largo para terminar doblegando por medio cuerpo al «Coolmore Boy», con la francesa Teona (Sea the Stars) rematando tercera a 1 1/2 largo más y la favorita Tarnawa (Shamardal) corriendo la peor carrera de su vida y llegando de los últimos.

Propio hermano de Wild Illusion, que supo ganar el Prix de l’Opera (G1) y el Nassau Stakes (G1), además de escoltar a Sistercharlie (Myboycharlie) en el Breeders’ Cup Filly & Mare Turf (G1) de 2018, el plan a futuro con Yibir apunta, en primer lugar, al Dubai Sheema Classic (G1) de marzo próximo en Meydan, Emiratos Arabes Unidos.